Israel no verá al “Club de Amigos”

0
1519
Sergio Agüero

Israel-Argentina: Crónica de desprolijidades de ambos lados

Sergio Pederiva

Y bueno, no habrá amistoso Israel-Argentina porque 30 tipos se plantaron frente al lugar de entrenamiento de la Selección, en Barcelona, y a viva voz les pidieron a los jugadores que no se presenten para no ser cómplices del derramamiento, según los (i) responsables, de sangre palestina por parte del país judío, y ellos, obedientes y sobre todo desinformados, aceptaron no venir.

Ahora quiero hacer un análisis de algunos detalles para demostrar que ni el cuerpo técnico de la Selección ni los jugadores (o al menos algunos de ellos) tenían la menor intención de hacerse presentes.

Apenas terminado el último partido jugado en Buenos Aires frente a la poderosa Selección de Haití (no clasificada para Rusia) y a la que golearon 4-0 con un Hattrick del jugador estrella, el DT, Sampaoli, declaró que el hubiese preferido jugar el amistoso en Barcelona . En los días previos había circulado una versión, luego borrada de los medios, en la cual se decía que algunos jugadores no estaban de acuerdo en jugar en Israel (vaya a saber si por causas de seguridad o por alguna otra razón inconfensable), así que partieron desde la Argentina rumbo a España para alojarse “en la casa de Messi” y allí empezaron la preparación final para poner, se suponía, proa a Israel y de allí a Rusia para intentar no perder una 4ta. final, si es que llegan a esa instancia.

En tanto, en Israel, hicieron un viraje y decidieron y convencieron con algunos “shekalim” mediante, que el partido se jugara en Jerusalén, capital de Israel, (siendo que era en Haifa lo que se había acordado desde un principio) para confirmar lo hecho por Mr. Trump mudando su Embajada desde Tel Aviv, cosa que aún está en veremos y según parece, suspendida por 6 meses, pero por razones políticas más que deportivas y para reforzar la imagen del Primer Ministro, convenía jugar en la zona más caliente, aunque a último momento, y luego que desde el plantel albiceleste se había decidido no viajar, el mismo Netanyahu quiso ofrecer volver al origen y jugar en el estadio del norte.

Para esto, en las ciudades más importantes, se saturaron las calles con afiches promocionando el partido; avisos en TV; radios; Internet; grupos de Facebook y de las otras redes sociales, haciendo centro en destacar la presencia del “mejor jugador del Mundo”. Se pusieron en venta las entradas y en aproximadamente menos de 20 minutos ya no quedaba ninguna, aunque luego empezaron a aparecer como por arte de magia a precios un tanto caros con relación a su valor original. Hasta hubo quienes convocaron a un “banderazo patriótico” para alentar a los jugadores que valientemente tienen que defender los colores Celeste y Blanco; eso sí, a los organizadores de este evento se les escapó que el 25 de Mayo se conmemoró un nuevo aniversario del nacimiento de la Patria que ellos defienden y sienten con forma de pelota de fútbol, pero no se dieron por enterados y no convocaron a nadie, aunque tienen todavía 2 nuevas fechas para hacer “banderazos”: el 20 de Junio (precisamente el Día de la Bandera) y el 9 de Julio (Día de la Independencia).

No voy a poner en tela de juicio como cuida cada uno su pellejo y mucho más siendo que tiene la responsabilidad de velar por la seguridad y bienestar de su familia, pero, ¿no era más honesto, tanto desde la AFA como desde el Cuerpo Técnico y los 23 elegidos, decir desde un principio que no querían venir? No tuvieron ninguna duda en aceptar el dinero que embolsaron y gastaron, dando luz verde a toda una parafernalia de anuncios y mensajes con motivo de la llegada al país y, poco menos que con un pié en el avión, dieron marcha atrás a último momento. Parece que la honestidad deportiva y de la otra, están muy alejadas de la realidad argentina.

En fin, esto que pasó, es otra mancha más que cae sobre el ya manchado tigre argentino, total, una mancha más no le hace nada. Mirando al futuro, me pregunto: En algún próximo Mundial de Fútbol, ¿vendrán a jugar (o a entrenarse) a Israel? Por ahora, la respuesta queda en el aire.

Dejar respuesta