Israel investigará a diputado árabe por pasar teléfonos móviles a terroristas presos

9
623
Foto: Facebook

La Policía de Israel manifestó que tiene pruebas suficientes contra el diputado árabe Basel Ghattas, quien está sospechado de socavar la seguridad del Estado, al ingresar ilegalmente al menos quince teléfonos móviles a dos terroristas palestinos presos en Israel.

Ghattas, del partido Balad, que integra la Lista [ Árabe] Conjunta, será investigado bajo la sospecha de haber violado las normas de seguridad, dijeron fuentes de esa fuerza política, que añadieron que la División de Delitos Nacionales Lahav 443 lo ha convocado para un interrogatorio.

Se sospecha que Ghattas entregó dos teléfonos celulares a dos presos palestinos de seguridad en la cárcel de Ketziot, cerca de Beer Sheva, en el sur del país, reportó el Canal 2. Ambos presos son miembros de Fatah, uno de ellos está cumpliendo una condena de 37 años por asesinato.

La policía le dijo al Canal 2 que cree que Ghattas podría haber entregado en al menos una ocasión tarjetas SIM a los presos, escondidas dentro de un libro ahuecado.

“Al menos una vez, trajo un libro al que le faltaban páginas. Allí había tarjetas SIM, teléfonos celulares, etc.”, aseveró una fuente policial, agregando que podría también haber ingresado ilegalmente documentos y que las pruebas contra Ghattas son sustanciales.

Ghattas visitó a los presos en la carcel de Ketziot, el domingo pasado. Según los reportes, los investigadores pidieron hablar con Ghattas tras la visita; pero se negó citando su inmunidad como legislador. Las sospechas no están relacionadas específicamente con la visita del domingo, expresó la oficina de Ghattas.

Un ex comisionado del Servicio Penitenciario, Haim Glick, dijo al Canal 2 que, si bien los legisladores pueden tener inmunidad parlamentaria y que a ellos no se les practican registros exhaustivos, los prisioneros son revisados después de las visitas y que probablemente fue así cómo se encontraron los teléfonos celulares.

“No entiendo cómo pensó que no iba a ser atrapado. Cuando un preso regresa de una visita, que se lo revisa y creo que de esa manera los guardias del Servicio Penitenciario descubrieron los teléfonos”, estimó.

Glick dijo que si las acusaciones resultan ser ciertas, Ghattas podría ir a la cárcel “, a menos que decida huir como su primo [el ex diputado] Azmi Bishara”, en referencia al fundador del Partido Balad, que huyó de Israel en 2007 cuando se lo investigaba por haber pasado presuntamente información al grupo terrorista libanés chií Hezbollah durante la Segunda Guerra del Líbano.

En respuesta, Ghattas, expresó que la investigación es “otro capítulo en la política caza de brujas contra los líderes de la comunidad árabe y en contra de la actividad política”.

“Las visitas a los prisioneros por parte de los miembros árabes de la Kneset (Parlamento) se llevan a cabo en coordinación con el Servicio Penitenciario y con la aprobación del Ministerio de Seguridad Pública. No tengo nada que ocultar, voy a seguir representando al público árabe a través de la actividad política legítima”, indicó en un comunicado.

“Es claro que la policía insiste en continuar su persecución política de los diputados de Balad y de los altos miembros del partido”, argumentó Ghattas. “Este comportamiento muestra una política de venganza política que no nos asustó en el pasado y no nos va a asustar tampoco en el futuro”.

El primer ministro, Biniamín Netanyahu, advirtió que si las sospechas contra Ghattas son ciertas “entonces esto constituye un delito grave contra la seguridad del Estado y los ciudadanos de Israel. Todo el que dañe la seguridad del Estado será castigado severamente y no se le permitirá a servir en la Kneset”.

El ministro de Defensa, Avigdor Liberman, expresó que las sospechas contra Ghattas son “una pruebas más de que la Lista Conjunta es en verdad una lista conjunta de espías y traidores”. Liberman añadió que  “Voy a seguir actuando para que no sólo no sirvan en la Kneset; sino para que tampoco sean ciudadanos de Israel”.

El ministro de Seguridad Interior, Gilad Erdan, está considerando poner fin a todas las visitas de los diputados a los presos de seguridad, reveló el Canal 2.

La diputada de la oposición, Tzipi Livni, del partido Campo Sionista, aseveró que tiene “plena confianza en la investigación que llevarán a cabo el establishment de seguridad y la policía” contra Ghattas.

“Cualquier intento de describir las presuntas violaciones de seguridad como representantes de toda la comunidad árabe es inaceptable”, apuntó.

La Lista Conjunta con trece de los 120 diputados en el Parlamento, es tercer bloque más grande de la Cámara Legislativa.

9 Comentarios

  1. La estúpida democracia israelí que llega al extremo de garantizar los derechos incluso a los “ciudadanos” arabes que colaboran con el enemigo. Y todo esto para que en Europa no griten “¡¡APARTHEID!!” y señalen a Israel con el dedo. ¿Cuando Israel se va a deshacer de esta gente? ¿Es que existe algun pais , que en el nombre de la democracia, tolere que una parte de su población trabaje para destruir al Estado?

  2. La democracia exige un minimo de etica, respeto, decencia, legalidad, cultura, cognocimiento, perspectiva, filosofia, madurez, y yo me pregunto, la actitud violenta de esta individua logistica de terroristas, que no posee la mas minima molecula de estas exigencias para ser diputada, Por que no se le expulsa, incluso de Ysrael? Estas acciones no merecen tolerancia diplomatica.

  3. Si no se realiza una respuesta ejemplar, pena de prisión por un buen montón de años, mañana otro diputado de esta Liga Arabe, pasará armas a estos delincuentes , y tendremos un problema muy serio.

    No pueden haber contemplaciones con estos criminales, por muy diputados que sean.

  4. no es sorprendente,los mks arabes llevan años incitando contra el estado,homenajeando y justificando a los terroristas,incluso la zoabi participo en el mavi marmara…………y todo esto con total impunidad garantizada por la corte suprema y aplaudidos por meretz

  5. Estoy de acuerdo con JORGE G, hay que sacarse a los árabes de encima, el estado debe ayudar a comprarles sus casas, y nadie debe venderles nada.
    Hay que lograr q se sientan incómodos e inseguros.
    Hay que sacarse a los árabes de encima, esto debería ser u a campaña nacional

Dejar respuesta