Israel en el mercado internacional del gas y petróleo

2
1386
Foto Ilustración Wikipedia

Gastón Saidman *

Las especulaciones sobre la escasez mundial del crudo podría ser solo eso, especulaciones. Por el contrario, existe otra perspectiva sobre como será el futuro del “oro negro”, la cual nos prepara ante un porvenir diferente del mercado, y que en lo mas mínimo nos sugieren que está llegando a su fin.

Desde mediados del 2016 y durante el transcurso del 2017 los grandes líderes del crudo intentaron reducir la elaboración del producto para balancear los precios, esto sucedió en un momento donde la demanda creció.  El aumento significativo en la producción de barriles se atribuye a una amplia variedad de factores, incluido el crecimiento continuo en la industria mundial y el número de plantas, así como el crecimiento de la demanda de consumo privado en todo el mundo logrando hacer que la oferta también aumente.

Durante el 2011, se produjeron 87.8 millones de barriles de petróleo en todo el mundo. Se estima que este número aumentará hasta el 2020, cuando la cantidad llegue a no menos de 97,6 millones de barriles por día. Casi 10 millones de barriles adicionales al día son ciertamente una cantidad significativa, lo que esto nos señala que por más que se crean más productos adicionales al crudo, este seguirá con su estatus de medio significativo para la producción de energía.

Frente a la gran demanda creciente el mercado petrolero, enfocamos nuestra mirada a las nuevas tecnologías para su extracción donde el gran potencial se concentra en la elaboración de la piedra conocida como “pizarra bituminosa”.

Esta nueva tecnología podría cambiar el mapa del mundo petrolero, en especial de su uso para la energía. Se deduce que esta piedra puede también encontrarse al sur de Israel, al margen del depósito de gas que se encontró en campo marítimo Tamar. Si sumamos todas las posibilidades, Israel se convertirá en un jugador importante, que entrará en un momento clave para el crecimiento de este producto. Se espera que junto con Israel, varios países mejoren y se conviertan en actores importantes en el mercado, mientras que otros países, que están liderando las listas de exportación de petróleo de hoy, pierden parte de su estatus.

Explicaré de forma breve y general sobre las principales figuras que lideran el negocio y como se verán en los próximos años:

El Golfo Pérsico mantendrá el control

Aunque el mapa del poder global se enfrentará a muchos cambios, parece que estos no dañarán el poderoso dominio de los estados del Golfo Pérsico, que mantendrán su posición en la parte superior del ranking. Aunque su fortaleza se verá ligeramente afectada por el crecimiento de los países de América del Norte, se espera que su cuota de mercado se sitúe en el 28% para el 2020, todavía una posición importante.

¿Qué será de los países de la OPEP?

Se espera que los países de la organización (incluidos Irak, Arabia Saudita, Qatar, Libia, etc.) mantengan su posición central a pesar de las esperanzas y aspiraciones de diversos elementos en el mundo occidental, incluido Israel, de tener éxito y reducir su dependencia global de ellos. Se estima que su tasa de producción seguirá aumentando a 38,7 millones de barriles por día para 2020. Pero la cifra verdaderamente preocupante es el pronóstico a largo plazo de que en 2040 esta cantidad crezca a más de 52 millones de barriles por día.

¿A que se enfrentará Israel?

No hace muchos años, varias fuentes estimaban que el petróleo en el Medio Oriente iba a terminar en un período muy corto de tiempo. Informes recientes de la Autoridad de Energía de EE.UU. estiman que la cantidad de petróleo producido por los países de la región junto con las reservas que se logró encontrar en las playas de Haifa aumentará en realidad, alcanzando un nuevo máximo de 27.1 millones de barriles por día para el 2020.

Para poder lograr su posición Israel ya comenzó a marcar territorio en la zona. Bien se sabe sobre el acuerdo firmado entre Israel, Chipre y Grecia para la construcción de tuberías que unirán a estos tres países, pero en especial los prepara para el futuro que se asoma. Esto nos puede jugar a favor más aún si logramos conseguir a Egipto como cliente, algo que todavía se esta negociando pero oficialmente hasta la fecha no hubo ninguna delegación de Israel a ese país para cerrar contrato. Estos acuerdos nos vuelven a enfrentar contra Turquía, ya que las tuberías se construirán bajo el territorio marítimo Block11, el cual Edrogan insiste en que le pertenece a su país, es por eso que muchos analistas se encuentran alertas al asunto y se percibe otro conflicto bélico el cual Israel tendrá que manejar con cuidado.

De todas maneras, Israel se encuentra en un momento de inflexión dentro de la industria del gas y la energía. Durante el 2017, se ha trabajado para promover nuevos logros en el asunto: desde la firma de contratos de exportación regionales, la obtención de financiamiento y la optimización de los planes de desarrollo, con el objetivo de una inversión para el desarrollo del Leviatán y expandir el proyecto Tamar lo antes posible. Nos enfrentamos a una oportunidad regional única, comenzaremos la exportación de gas israelí a Jordania, se establecerán obras en el Mar Muerto del lado jordano y se establecerán los cimientos para establecer el sector de gas regional e israelí durante los próximos años, podremos garantizar la seguridad energética para el Estado de Israel, esto es solo el principio.

*Analista internacional. Escribe para Kneset en Español y Grupo Amora

2 Comentarios

Dejar respuesta