Israel declara operativo el escudo antimisiles David Sling

0
1938
David Sling Foto: Agencia de Defensa de Misiles de EE.UU.

El Ejército de Defensa de Israel (Tzáhal) declarará operativo dentro de dos semanas el nuevo sistema Honda de David (Kela David en hebreo o David Sling en inglés), con el que trata de cerrar la brecha de su escudo antimisiles para amenazas de alcance medio.

“En alrededor de dos semanas declararemos operativo el sistema David Sling”, confirmó el general de brigada Tzvika Haimovitch, comandante de la Defensa Antiaérea.

Desarrollado conjuntamente por la empresa israelí Rafael y la estadounidense Raytheon, el David Sling se sumará a los sistemas Cúpula de Hierro (Iron Dome), Jetz 2 (Arrow 2) y Jetz 3 (Arrow 3), ya operativos bajo el mando de la Fuerza Aéra, cada cual con misiones de interceptación a distintos alcances y altitudes.

A diferencia de la Cúpula de Hierro, que fue probada con un más de un 95% de éxito durante la guerra de Gaza de 2014 y cubre pequeñas aéreas, el David Sling es de cobertura nacional.

“Es un sistema de cobertura nacional, cubre la mayor parte de nuestro territorio nacional”, agregó  Haimovitch, y precisó que su estrato de defensa está entre el La Cúpula de Hierro (Iron Dome) y el Jetz 2 (Arrow 2), entre 75 y 300 kilómetros de distancia.

El Jetz 3 (Arrow 3), también de fabricación israelí-estadounidense, tiene capacidad espacial, es decir, que puede derribar misiles atacantes fuera de la atmósfera e incluso, según algunos reportes especializados, hasta satélites enemigos.

El David Sling (también llamado Varita Mágica [Magic Wand o Sharbit Ksamim en hebreo]) está además más enfocado a interceptar modernos cohetes balísticos, entre ellos los de crucero, así como aviones a propulsión y drones (aviones sin piloto).

Israel inició el programa de su escudo antimisiles tras la guerra del Golfo de 1991, cuando Iraq le disparó alrededor de 40 cohetes Scud de distinto tipo, muchos de los cuales hicieron impacto en el centro del país.

Desde entonces, y con financiación estadounidense, ha desarrollado cuatro versiones de cohetes interceptores capaces de afrontar un ataque múltiple.

Por razones de seguridad, Haimovitch no quiso revelar cuántos cohetes podría derribar simultáneamente el escudo antimisiles, y recordó que “no hay seguridad al cien por cien” porque “ningún sistema es completamente hermético”.

El pasado viernes el cuerpo de Defensa Antiaérea activó el escudo y disparó un misil Jetz 2 (Arrow 2) para interceptar un SA-5 sirio que, habiendo perdido la trayectoria de su objetivo, entró en vuelo balístico y se dirigió hacia un centro poblado en Israel.

El SA-5 trataba de derribar un avión de guerra israelí que acababa de participar en un bombardeo en Siria, un incidente que ha generado una escalada en la zona. EFE y Aurora

Dejar respuesta