Israel condena a un inmigrante convertido al islam que trató de unirse a Daesh

3
1824
Valentín Vladimir Mazlevsky Foto: Shabak

Un tribunal de Nazaret condenó a Valentín Vladimir Mazlevski, de 40 años, domiciliado en Shibli Umm al Ghanam, por contactar con un agente extranjero, intentar partir hacia Siria para sumarse al Estado Islámico y obstruir a la justicia.

Mazlevski nació en Bielorrusia e inmigró a Israel en 1996 a los 18 años de edad y se convirtió al Islam cuatro años más tarde, cuando servía en el Ejército de Defensa de Israel (Tzáhal). Es padre de cinco hijos y reside actualmente en la aldea de su esposa.

“La investigación revela que Mazlevski, activaba en los grupos de apoyo al Estado Islámico en Internet, compartió detalles de sus intenciones de viajar a Siria e incluso coordinó su llegada con [los grupos]”, puntualizó la acusación.

Mazlevski argumentó que no quería unirse al aparato militar del Estado Islámico, sino que ansiaba viajar a Siria para vivir bajo el naciente califato establecido por la organización terrorista.

El defensor también alegó que no sabía que Siria está considerada como un país enemigo.

El 16 de enero de 2017, Mazlevski fue detenido e interrogado en el Aeropuerto Internacional Ben Gurion, cuando estaba a punto de tomar un vuelo a Turquía. El Servicio de Seguridad General (Shabak) indicó que había recibido información previa sobre las intenciones de Mazlevski.

Pocos días después, Mazlevski intentó borrar todo rastro de apoyo al Estado Islámico en su teléfono celular. Sin embargo, no se dio por vencido y el 26 de enero se contactó a través de la aplicación de mensajería Telegram con un checheno que tenía vínculos con el Estado Islámico.

Mazlevski fue arrestado el 7 de febrero y admitió ante los investigadores que había planeado unirse al Estado Islámico para “cumplir con el mandamiento que se le ha dado a todos los musulmanes de vivir bajo un estado islámico y obedecer sus creencias”, explicó la policía.

La policía conocía el apoyo de Mazlevski al Estado Islámico desde al menos julio de 2016. Ese mes fue convocado a “un interrogatorio en el que se le aclaró que el Estado Islámico es una organización ilegal y se le ordenó detener sus actividades de seguridad”, según las actas judiciales.

Sin embargo, en octubre de ese año trató de unirse a los combates en Siria. Contactó a un supuesto combatiente del Estado Islámico en Siria que se identificó como “Abu Abdullah”. Pero antes de que pudiera partir, Abu Abdullah interrumpió el contacto y los planes de Mazlevski fueron desbaratado, según la policía.

Un mes más tarde, Mazlevski  se contactó con un supuesto miembro del Estado Islámico en el Sinaí y consideró unirse a la lucha contra las tropas egipcias en la península, apuntó la policía.

Aparentemente, obstinado, Mazlevski contactó en enero a un combatiente ruso del Estado Islámico en Siria y comenzó los preparativos para viajar a través de Turquía, según la acusación.

Mazlevski será llevado nuevamente el 8 de febrero a los tribunales para escuchar la sentencia.

El Shabak calcula que aproximadamente 50 ciudadanos árabes israelíes han viajado a Siria o Iraq para unirse al Estado Islámico en los últimos años.

3 Comentarios

  1. …”Mazlevski nació en Bielorrusia e inmigró a Israel en 1996 a los 18 años de edad y se convirtió al Islam cuatro años más tarde…”

    Asi que Israel permite entrar sin problemas a estos “judios” pero al negro de Uganda convertido al Judaismo que ama a Israel, se hizo el brith milá, y desea vivir en Israel, lo deportan porque el rabinato de los Abayudaya y el rabinato conservador, no les gusta…

    Que bien…

Dejar respuesta