Intel compró la empresa israelí Mobileye por quince mil millones de dólares

3
1018
BMW, Intel y Mobileye anuncian su cooperación para el automóvil autónomo en julio de 2016 Foto: BMW Group

La empresa norteamericana Intel, que es el mayor fabricante de circuitos integrados o chips del mundo, compró a la firma israelí especializada en el manejo autónomo Mobileye por 14.900 millones de dólares, en lo que se considera como la adquisición más grande hecha alguna vez por una empresa de alta tecnología de Israel.

El gerente general Intel, Brian Kzarnich, anunció oficialmente el acuerdo, que según subrayó es la compra más grande del mundo que se haya hecho por una empresa focalizada exclusivamente en el sector de los vehículos autónomos o auto-conducidos.

Las acciones de Mobileye aumentaron un 33 por ciento hasta 62,90 dólares por unidad, según los reportes de la bolsa norteamericana.

Ambas empresas colaboran en un proyecto con el fabricante alemán BMW para poner una flota de 40 vehículos auto-conducidos (sin chofer) de prueba en las rutas en la segunda mitad de este año.

Durante una década, Mobileye se basó en el fabricante franco-italiano de chips STMicroelectronics para que produzca los chips que la empresa israelí vendía a los principales fabricantes de automóviles para sus sistemas de tercera generación en la asistencia para el manejo

Sin embargo, cuando estaba trabajando con BMW, Mobileye también se mancomunó con Intel para sus chips de quinta generación para que sean utilizados en vehículos totalmente autónomos y que según está programado serán entregados cerca del 2021.

El primer ministro, Biniamín Netanyahu, telefoneó al gerente general de Mobileye, Ziv Aviram, para felicitarlo por el acuerdo, elogiando la transacción, indicando que es un orgullo nacional.

“Este acuerdo demuestra que la visión de que somos líderes se está haciendo realidad. Israel se está convirtiendo en una potencia tecnológica internacional. No sólo en lo que respecta al espacio virtual (cyber); sino también en lo que refiere a los vehículos”, expuso Netanyahu.

“¡Felicitaciones a Mobileye! Genio israelí, orgullo israelí”, escribió el primer ministro en su cuenta de Twitter.

Aviram aseguró al primer ministro que la sede Mobileye, junto con sus cientos de empleados, permanecerá en Israel, y que la compañía también planea establecer un centro internacional para el desarrollo en el país y asumir la responsabilidad de la totalidad del proyecto del vehículo autónomo de Intel.

Fundada en 1999, Mobileye se propuso como misión reducir los heridos y las muertes en accidentes de tránsito. Tras recibir una inversión de 130 millones de dólares de Goldman Sachs en 2007, comenzó a cotizar en la Bolsa de Valores de Nueva York en 2014. Tiene un valor de mercado de 10.600 millones de dólares.

Mobileye, que emplea a unas 600 personas, se había adaptado un ingreso neto de 173,3 millones de dólares, en 2016.

3 Comentarios

Dejar respuesta