Inédito desciframiento de antiguo texto hebreo

0
217
Foto Universidad de Tel Aviv

 

Con una cámara digital doméstica modificada y una nueva técnica revolucionaria para la realización de imágenes multiespectrales, un equipo interdisciplinario de la Universidad de Tel Aviv ha descubierto inscripciones en hebreo nunca antes vistas en una vasija de la época del Primer Templo. El descubrimiento plantea la posibilidad de que otras vasijas de la época también pueden contener textos desconocidos, y hay ahora planes para un nuevo examen amplio de todos los fragmentos de ese período.

Un corpus de 91 fragmentos de tinta sobre arcilla (o ostraca) escrita en la víspera del de la destrucción del Reino de Judá por Nabucodonosor fue desenterrado en Tel Arad, al oeste del Mar Muerto, en la década de 1960. Durante los últimos 50 años, han tenido un lugar prominente en el Museo Israel.

Foto Universidad de Tel Aviv
Foto Universidad de Tel Aviv

El texto contiene las listas de suministros y órdenes de intendencia militar. El valor de los fragmentos para el estudio de la lengua hebrea, la sociología y la economía del período de tiempo es inconmensurable.

Ahora, sin embargo, con el descubrimiento de las palabras previamente “invisibles”, e incluso oraciones en el lado reverso “en blanco” de uno de los primeros fragmentos a ser examinado con la nueva tecnología, las piezas se han vuelto aún más importantes.

Se especula que la mayor parte de la correspondencia y la literatura de este período histórico fueron escritas en papiro biodegradable. Por lo tanto, la mayoría de los textos hebreos supervivientes del período bíblico están en ostraca (fragmentos de cerámica con inscripciones). Una vez descubiertos, sin embargo, la tinta en la arcilla se desvanece rápidamente; muchos fragmentos previamente considerados como “blancos” han sido sumariamente eliminados en excavaciones o durante la recolección de artefactos.

Con la nueva técnica de imagen multiespectral fácil de usar, desarrollada por un equipo de matemáticos aplicados, arqueólogos y físicos – co-dirigido por el profesor de arqueología Israel Finkelstein y el físico Prof. Eli Piasetzky – dará a estas piezas de cerámica “en blanco” la oportunidad para revelar cualquier tesoro oculto.

Los resultados del escaneo de imágenes experimentales incrementaron la claridad del texto en el lado ya estudiado y descubrieron nuevas líneas de texto, no detectables por el ojo humano, en el reverso.

De acuerdo a Ronit Gadish, la secretaria científica de la Academia de la Lengua Hebrea, las inscripciones existentes en el fragmento de cerámica de Arad son ya muy importantes para el estudio del hebreo antiguo.

El conjunto de 91 piezas consiste en una correspondencia entre los proveedores militares, dirigidos sobre todo a una persona nombrada Elyashiv, que se cree que era el intendente en la fortaleza. Como era de esperar, la mayor parte del texto son palabras que se centran en los alimentos y las órdenes de envío.

Según el artículo publicado en PLOS One por el equipo, “Las inscripciones contienen órdenes sobre el suministro de productos básicos (vino, aceite y harina) a las unidades militares y el movimiento de tropas, en el contexto de los tormentosos acontecimientos en los últimos años antes de la caída de Judá. Incluyen órdenes que llegaron a la fortaleza de Arad desde niveles más altos en el sistema de mando militar judío, así como la correspondencia con las fortalezas vecinas”.

“Si bien es cierto que muchos de los fragmentos se ocupan de vino u otros suministros, nos enseñan sobre gramática, vocabulario, sobre la forma y desarrollo de la escritura, la ortografía, y también sobre el hebreo usado en ese momento”, dijo Gadish.

Pero también arrojan luz sobre la sociología y la economía de la época. A través de los suministros ordenados, sabemos qué alimentos se podrían encontrar en ese momento en Israel y las cantidades solicitadas, señaló Gadish.

 

Dejar respuesta