Identifican la acción oncogénica de las mutaciones genéticas

0
852

El NovellusDx analiza la secuencia del genoma de cada paciente para ofrecer inteligencia útil a los oncólogos, ayudándoles a elegir la terapia adecuada contra el cáncer. Dentro del laboratorio en el Bio-Park de Jerusalén, un equipo de 35 biólogos, ingenieros, matemáticos y médicos recrea los mapas genéticos de personas con cáncer. No es un proyecto de investigación, sino una herramienta médica personalizada.
Utilizando datos genómicos enviados a su laboratorio por correo electrónico, no se necesitan muestras de pacientes reales, para recrear el mapa genético del individuo en un biochip único. La tecnología de la empresa mide la actividad de las vías de señalización para evaluar la acción oncogénica de las mutaciones conocidas y desconocidas y su respuesta a los fármacos contra el cáncer. También proporciona una jerarquía de las mutaciones conductoras y de las mutaciones “cross-talk” (diafonía).
Fundada en 2011 y en funcionamiento desde mayo del 2012, esta agrupación está trabajando con oncólogos en cerca de veinte destacados centros médicos contra el cáncer, principalmente en Estados Unidos, entre ellos MD Anderson en Texas, Memorial Sloan-Kettering en Nueva York y Massachusetts General.
En su actual instalación en el campus del Centro Médico Hadassah Ein-Kerem, NovellusDx puede realizar 6.000 pruebas al año, cada una en menos de dos semanas. La compañía está comenzando una nueva ronda de financiación para impulsar su comercialización y construir instalaciones en los Estados Unidos, Europa y Asia. Su anterior ronda de financiación de 16,5 millones de dólares en 2015 fue liderada por OrbiMed, Pontifax, Intercure y varios inversores institucionales.
“Nuestro mayor problema ahora es aumentar la escala”, expresa el director general de NovellusDx, Haim Gil-Ad, quien se retiró del Ministerio de Defensa hace 12 años y manifiesta “Tanto las ciencias de la vida como las Industria de Defensa exigen un acercamiento al ‘sistema de los sistemas’ y están altamente regulados, lo que ofrece ciertas ventajas sobre los competidores, en las dos áreas se salvan vidas”, señala.
El científico que tuvo la idea detrás de la tecnología principal, inicialmente se acercó a Gil-Ad porque pensó que sería útil para la fuerza aérea. En cambio, Gil-Ad vio un potencial más global “Vi que había una necesidad insatisfecha en el cáncer y construí la compañía alrededor de la tecnología”, manifiesta.
Fuente: ISRAEL21c

Dejar respuesta