Hospital exclusivo para salvar la vida de animales salvajes

0
824
Foto ilustración

Hospital exclusivo para salvar la vida de animales salvajes El único hospital de vida silvestre de Israel está ubicado en el Centro Zoológico del Gan Safari de Ramat Gan, trata a más de 4.000 animales anualmente, desde las gacelas en peligro de extinción hasta los más pequeños pájaros cantores.

Durante la migración de las aves de primavera, de marzo a mayo, llegan miles de nuevas admisiones debido a la ubicación única de Israel en el medio de una ruta de migración entre África, Asia y Europa. Típicamente, los animales son traídos por ciudadanos que los encuentran en las calles o en sus patios, pero en años recientes, el encargado principal, Roni Elias dice que cada vez más han venido a través del “Jaybulance” (combinando la palabra hebrea para animal – jaiot y ambulancia).

Operado por la Autoridad de Naturaleza y Parques, el vehículo es responsable del transporte de animales salvajes heridos en todo el país. Miles de voluntarios actualizan y notifican acerca de los animales heridos donde se encuentran en los grupos de Facebook y WhatsApp. Toda ayuda es de suma importancia porque cuanto más rápido se lleve el animal al hospital el éxito de recuperación será mayor, explican por ejemplo que si el animal sufre una fractura expuesta y no come adecuadamente, cada día es importante para iniciar el tratamiento adecuado.

El pequeño personal tiene como objetivo reintroducir animales en la naturaleza lo antes posible. El estrés de estar en cautiverio puede ser mortal para muchos de los animales que, a diferencia de los animales domésticos, estos han vivido la mayor parte de sus vidas sin contacto humano. Sin embargo, para otras especies no siempre es así: Hace un año el hospital recibió a una hiena de una semana de edad huérfana, Elias llevó el cachorro a su casa durante cuatro meses para ayudarla a recuperarse y crecer, inclusive le dio el nombre de “Luna”.

Pero hubo un inconveniente cuando creció estaba totalmente acostumbrada a los humanos, de modo que no pudo ser reintegrada a la naturaleza dado que no sabría como buscar sus alimentos, de modo que fue llevada al zoológico del Néguev en Beer Sheva, donde Elias la visitó y fue recibido con un caluroso abrazo de parte del animalito. Todo ciudadano puede ayudar alertando a la línea directa de la Autoridad de Naturaleza y Parque (*3639) cuando encuentran un animal salvaje necesitado. Fuente Isrel21c

Dejar respuesta