Hallazgo: candelabros judíos en monedas y vasijas islámicas

1
565
Foto Universidad Bar Ilán

La evidencia del uso del símbolo judío de la menorá (candelabro) sobre las monedas y vasijas musulmanas de 1300 años de antigüedad ahora se está exponiendo al público.

Los hallazgos datan de la dinastía omeya, los primeros días del califato islámico, que también controlaba Jerusalén (siglos VII-VIII).
El año pasado, los arqueólogos Assaf Avraham (Universidad Bar-Ilan) y Peretz Reuven (Universidad Hebrea) expusieron la inscripción Nuba, una inscripción islámica temprana que se refiere a la Cúpula de la Roca (el domo de oro en el Monte del Templo de Jerusalén) como “Beit al- Maqdis” (árabe para el nombre hebreo Beit Hamikdash, la “casa de lo sagrado”), lo que implica que en los primeros días del Islam los musulmanes percibieron este santuario como una versión islámica del Templo de Salomón.

Ahora los eruditos están exponiendo más hallazgos que se originan en varios sitios en Israel, que constituyen evidencia de influencias judeo-musulmanas en los primeros días del Islam. Estos hallazgos expresan un diálogo interreligioso que existía entre judíos y musulmanes en ese momento.
El símbolo judío que los musulmanes usaban era la menorá (el Candelabro de oro de siete brazos del Templo), que apareció en varias monedas y otros artefactos islámicos primitivos. Las monedas con la menorá llevan la inscripción árabe Shahada en un lado: “No hay más dios que Alá”, mientras que la menorá aparece en el centro de la moneda. El otro lado lleva la inscripción: “Mahoma (es el) Mensajero de Dios”.
Además, los arqueólogos están llamando la atención del público sobre la aparición de varios recipientes de cerámica y plomo que utilizaron el símbolo de la menorá en su diseño. Se encontraron varios sitios en Israel, datan de los primeros días del califato islámico y eran utilizados por los musulmanes.
Estos hallazgos son de gran importancia para comprender la historia del Islam y son de gran importancia para la investigación de la historia islámica.
El arqueólogo Assaf Avraham explica: “Deseamos que muchos musulmanes estén expuestos a este conocimiento, que es parte de su propio patrimonio religioso y cultural. Hemos lanzado un nuevo proyecto informativo cuyo objetivo es exponer esta información al mundo y a los musulmanes particularmente, esperamos que esta exposición promueva un diálogo educado entre judíos y musulmanes”.

1 Comentario

  1. Sospecho que la menorá y la palabra Beit-Ha-Maqdis aparecen en esas vasijas o monedas debido a que los Musulmanes obligaron a decenas de miles de Judios a convertirse al Islam, y estos Musulmanes conversos conservaron sus raices Judias e influyeron de alguna manera en la cultura del califato Omeya.

Dejar respuesta