Haley: el “Acuerdo del Siglo” sólo sucederá si Abbas vuelve a las negociaciones

0
331
Nikki Haley Foto: Mision de EEUU en la ONU vía Flickr

La embajadora de Estados Unidos en la ONU, Nikki Haley, manifestó que el “Acuerdo del Siglo”, sobre el que está trabajando la Administración Trump, para resolver el conflicto israelí-palestino, puede llevarse a cabo; pero para eso el presidente de la Autoridad Palestina (AP), Mahmud Abbas, debe regresar a la mesa de negociaciones.

“Nos hemos asegurado de que [el primer ministro, Benjamín] Netanyahu regrese a la mesa. Abbas, por el bien de su pueblo debe venir a la mesa”, manifestó Haley ante las preguntas de los periodistas.

La embajadora afirmó que a pesar de las críticas al presidente norteamericano, Donald Trump, por las dilataciones en la publicación de su plan, ella misma lo ha leído.

“Puedo decirles que [el asesor principal de la Casa Blanca] Jared Kushner y [el enviado especial de Trump para las negociaciones internacionales] Jason Greenblatt han realizado un trabajo increíblemente detallado. He leído el plan. Está completamente terminado. Está bien pensado para ambos lados, los palestinos y los israelíes”.

Ayer, se informó que Trump le ofreció a Abbás, a través de intermediarios, reunirse cara a cara en los márgenes de la Asamblea General de la ONU en Nueva York. Paralelamente, la Administración estadounidense informó a altos funcionarios de la Autoridad Palestina que la presentación del “Acuerdo del Siglo”, entre Israel y los palestinos, será postergada para después de las elecciones de mitad de período en el Congreso a principios de noviembre y quizás incluso hasta el 2019 si se celebran comicios en Israel.

El ofrecimiento de Trump a Abbas se produce tras una gira de tipo diplomática que realizara en la zona su allegado, Ron Lauder (presidente del Congreso Judío Mundial), que se reunió con el presidente egipcio y el rey jordano, quienes expresaron su disposición a ayudar en la renovación de los contactos entre Estados Unidos y los palestinos.

El aplazamiento de la publicación del plan de paz de la Casa Blanca señala a Abbas que si regresa a la mesa de negociaciones podría influenciar en el mismo, en lugar de recibir un producto terminado.

Fuentes estadounidenses dijeron que Abbás había establecido las condiciones para la reunión y su entorno dejó en claro que no habrá tal encuentro sin una compensación política significativa que restablezca la confianza entre las partes.

Otra condición es la destitución de todo el equipo de intermediaros de Trump. No solo el enviado especial, Jason Greenblatt, tal como se difundió en Israel, sino también de su yerno Jared Kushner.

Dejar respuesta