¿Hacia la reversibilidad de las enfermedades neurodegenerativas?

0
1359

Investigadores exploran la agregación de las proteínas

Usemos el ejemplo de una tortilla para explicar lo que está pasando.

Para cocinar una tortilla, tienes que revolver un huevo. Una vez revuelto, nunca puede volver a la forma de huevo original. Los cambios fisiológicos y químicos hacen que sus enlaces químicos se rompan y sus proteínas se agreguen, reestructurando por completo el huevo.

Sin embargo, el profesor Martin Kupiec y Kobi Simpson-Lavy de la Universidad de Tel Aviv en la Facultad de Biología Celular Molecular y Biotecnología recientemente publicaron un artículo en Molecular Cell sobre una nueva forma de agregación de proteínas que parece ser reversible. Los coautores incluyen a Tianchang Xu de la Universidad de Tsinghua, Beijing, y Mark Johnston de la Universidad de Colorado.

“La mayoría de las funciones dentro de nuestras células son llevadas a cabo por proteínas”, explica Kupiec. “Cuando estas proteínas se agregan, producen una ‘burbuja’ que las vuelve inactivas”.

La agregación de proteínas tiende a aumentar con la edad y puede conducir a la neurodegeneración debido a que las proteínas “pueden adoptar una configuración errónea, donde están mal plegadas”, dice Kupiec. Las células intentan “acumular” las proteínas mal plegadas en ubicaciones específicas para minimizar su efecto tóxico, pero esa acumulación se ha relacionado con la enfermedad de Alzheimer, Parkinson e incluso la enfermedad de las “vacas locas”.

Simpson-Lavy notó que una proteína particular que estaba estudiando, Std1, que generalmente está presente dentro del núcleo de una célula, aparecería fuera del núcleo en una agregación cada vez que se agregue glucosa a la célula.

Cuando se eliminó la glucosa, “el agregado se disuelve y la proteína Std1 se puede ver nuevamente en el núcleo”, explica Simpson-Lavy.

En otras palabras, una agregación irreversible podría revertirse con algo tan simple como la presencia (o falta) de un azúcar simple.

Eso no significa que los investigadores hayan descubierto una cura para el Alzheimer por el momento. Hay mucho más trabajo por hacer, incluyendo cómo replicar los resultados de una proteína con otras mucho más complejas.

Aún así, “estos resultados podrían abrir el camino para posibles tratamientos futuros que pueden intentar cambiar la agregación de irreversible a reversible”, dice Kupiec. Y eso puede hacer que sea “posible tratar las enfermedades neurodegenerativas y revertir el efecto de los agregados”.

O, como agrega con un ojo en el laboratorio y otro en la cocina, “todavía puede ser posible reconstruir un huevo de una tortilla”.■

Dejar respuesta