Grossman, un crítico escritor israelí comprometido con el proceso de paz

12
246
David Grossman-Foto: Heinrich-Boll-Stiftung Wikimedia CC-BY-SA 2.0

David Grossman ganó el prestigioso premio británico de literatura Man Booker de Londres por su última novela, “A horse walks into a bar”, traducida al español como “Gran Cabaret”.

El Man Booker está consagrado a novelas de ficción de autores extranjeros traducidos al inglés, y entre los trece candidatos de esta convocatoria estaban el también israelí Amos Oz y la argentina Samantha Schweblin.

El premio, dotado con 50.000 libras (56.846 euros), tal y como establecen sus bases, se repartirá a partes iguales entre Grossman y la traductora de su libro, la estadounidense Jessica Cohen.

La novela gira en torno a la vida un comediante que se va revelando durante una actuación nocturna en un local de “stand-up” en la ciudad de Caesarea (Cesárea), y a través del baile entre el cómico y el público, se empieza a desenredar una historia más profunda que alterará la vida de miembros de su audiencia.

Nick Barley, el presidente del Man Booker 2017, expresó a través de la página web del premio que este libro “posa una luz puntal sobre los efectos de la tristeza, sin trazos de sentimentalismo”.

“Nos dejaron boquiabiertos los riesgos emocionales y estéticos que toma Grossman: cada frase cuenta, cada palabra cuenta en este ejemplo supremo del arte de un escritor”, declaró Barley.

Grossman, nacido en Jerusalén en 1954, estudió filosofía y teatro en la Universidad Hebrea de Jerusalén, donde empezó su carrera como periodista, pero fue despedido de la radio por sus coberturas críticas.

Escribe literatura desde los años setenta y es autor de obras como “La vida entera”, “El niño zig-zag”, “Véase: amor”, “El libro de la gramática interna”…, y ha sido traducido a más de 40 idiomas.

Conocido por su postura crítica del control israelí sobre Judea y Samaria (Cisjordania) y comprometido con el proceso de paz, el autor de 63 años perdió a su hijo Uri, que era comandante de tanque, en la Segunda Guerra del Líbano de 2006, durante una batalla contra el grupo terrorista chií Hezbollah.

La ganadora de la edición pasada del Man Booker fue la escritora surcoreana Han Kang con su novela “The Vegetarian”, “La Vegetariana” junto a su traductora Deborah Smith. EFE y Aurora

12 Comentarios

  1. una minoria selecta de intelectuales que han brillado en las letras pero que han fracasado cuando les han contado a sus compatriotas la fabula que el……el problema es la ocupacion y no la voluntad palestina de destruir a israel…..la verdad y la evidencia de la experiencias de cada dia……. son mas fuertes que la vana palabreria …..aunque venga de mentes tan brillantes.

    • Que le podes achacar a Grosman, que es de izquierda?, que quiere la paz?, que quisiera dos naciones con viviendo una al lado de la otra?, que piense como muchos en Israel que la ocupacion nos degrada a nosotros?, la mayoria de los que escriben aqui en este forum, son muy fachistas, no entienden que esta situacion a la larga terminara con la destruccion del estado de Israel, quien mas que el que perdio un hijo luchando por este pais tiene mas derecho a decir lo que piensa, acaso algunos descerebrados que escriben desde el exterior sin siquiera haber puesto un pie aqui?

      • NO ISAAC…….yo no le reprocho que sea de izquierda,que quiera la paz.que quiera dos estados viviendo en paz uno al de otro y que piense que la ocupacion nos degrada…..esto podria firmarlo yo……lo que le reprocho es otra cosa…..

        • lo que le reprocho a el y a los de su circulo es que despues de la tragedia de la segunda intifada con mas de 1000 muertos en israel……su hijo lo perdio en el campo de batalla…..los otros los perdieron el cafeterias buses,restaurantes y el los mercados……despues de haberse vdemostrado mas alla de toda duda razonable que los palestinos no quieren la paz…..

          • despues de toda la incitacion al odio digna de la alemania nazi practicada por los palestinos…….EL Y SUS COLEGAS…..continuan cargandole el muerto a la ocupacion israeli……se erigen profetas para acusar a su pueblo pero los profetas del antiguo israel maldijeron a su pueblo cuando lo merecia y a sus enemigos cuando querian destruirlo…..

          • despues del final……DE LA OCUPACION DE GAZA QUE NOS DEGRADA…..despues de los miles de cohetes que han sido disparados desde alli contra israel…….despues de todo esto los ……LOS FALSOS PROFETAS CONTINUAN CON EL DISCO RAIADO DE LA OCUPACION ISRAELI Y DE LA PAZ A LA VUELTA DE LA ESQUINA…..

          • realmente no se que les motiva……unas mentes tan brillantes no ven lo que pueden ver el comun de los mortales en israel…..quizas les gusta su autoproclamado papel……DE GUARDIANES MORALES DE LA NACION…..en todo caso creo que israel puede sobrevivir perfectamente sin ellos.

          • en todo caso nadie le niega el derecho a decir lo que piensa…….y de DESCEREBRADOS……los hay en todas partes en la derecha y en la izquierda.en eretz y en el exterior…..y tambien en esta supuesta elite intelectual de la nacion.

  2. El mundo en general, premia a aquellos judios diaspòricos o israelìes que expresan crìtica hacia el Estado de Israel.El resto, si son tan buenos en lo suyo, es un tema para el debate.El mundo gentil esta acostumbrado o fue acostumbrado a premiar a periodistas, escritores, intelectuales, o videos y peliculas crìticas con Israel.
    Lamentable, pero real.

  3. Escritores como éste Grossman (o como Amos Oz u otros de su calaña) apoyan sistemáticamente a las basuritas de las ONGs israelíes de izquierda quienes, a su vez, ayudan a nuestros enemigos, cuyo único objeto es destruir nuestro país y anquilar a nuestro pueblo. No hay manera que se merezcan un premio, ni literario ni de cualquier otra índole, y menos el premio Booker.
    Ya tuve yo esa vieja discusión con mi profesor de literatura francesa, quien me elogiaba la calidad de los trabajos literarios de Céline mientras que yo me empecinaba en sostener que no era justo ver sólo su literatura sino que había que considerar toda su personalidad e historia personal, visto que fué un empedernido y rabioso nazi francés con un odio enfermizo hacia los judíos. Pues en el caso de éstos escritores israelíes, mutatis mutandis, opino lo mismo que opiné de jovencita sobre Céline.

Dejar respuesta