Gente especial  en la milenaria ciudad de Aco

0
2490
Vista de Aco desde “Gueshouse Khouri”

Atracciones turísticas, culturales y culinarias

Por Chiquita Levov. Producción: Erez Dayán

No es necesario describir la importancia de la milenaria ciudad de Aco a nivel histórico, pero conviene destacar las últimas novedades desarrolladas en el área cultural y turística, convirtiéndola en un sitio muy atractivo. Una ciudad que según dijeron algunos visitantes, “tiene vestigios históricos de Roma y Grecia”, o a nivel más poético “en Aco el color del
mar es más profundo”.
En el marco cultural se llevan a cabo varias atracciones especiales, se destacan dos eventos que resultaron de muy alta calidad y atrajeron mucho público. Por un lado la “Zimriya” una gran celebración de la Música Vocal, con la participación de numerosos coros, cantantes y tres importantes invitados del exterior: Federico Bardazzi. Jua Amir y Paolo Bellucci, que llenaron la ciudad cruzada de sonidos a capella. Por otro el Festival de la Opera se realiza por tercera vez y es una colaboración con la Asociación “Otzrot Hagalil” y otros cuerpos gubernamentales.

Primer Foto: MIcha Fallenberg en la sala de arte de Arabesque. Segunda: Opera el Rapto de Mozart
Primer Foto: MIcha Fallenberg en la sala de arte de Arabesque. Segunda: Opera el Rapto de Mozart

Se presentó El rapto del Serrallo, de Mozart, con la Camerata Israelí dirigida por Daniel Cohen y la dirección de Shirit Lee Weiss y fue una experiencia inolvidable no sólo por el alto nivel del montaje sino además por el encantador entorno del patio de “Los Cruzados”. Cerró el festival el montaje latino – ladino conducido por Ethan Schmeisser, con Yaniv d’Or y el Ensamble Barrocade.
Entre los festivales más antiguos, el famoso y esperado Festival de Teatro Alternativo, cuya 37ava edición se llevará a cabo en la festividad de Sucot, entre el 17 y 20 de octubre, con la dirección artística de Avi Gibson Bar El. Este año compiten nueve obras seleccionadas de entre cientos de propuestas. Se llevará a cabo en todas las salas del sitio turístico conocido como “El Reino de los Caballeros”; “Arabesque”: Centro de las Artes y Residencia.
En el corazón de la ciudad vieja se ha abierto recientemente el local “Arabesque”, un Centro de las Artes y Residencia, que ocupa un antiguo edificio otomano, de paredes de piedra, de altos techos, arcos de auténtico estilo oriental y lujosa decoración de arabescos. El dueño es Evan Fallenberg, un premiado escritor, novelista, traductor y docente de literatura de origen estadounidense, con 30 años de residencia en Israel.
Su hijo, Micha Fallenberg, lo administra y nos cuenta que este era un sitio abandonado, pero que cuando su padre lo vio decidió comprarlo para convertirlo en alojamiento, pero fiel a su profesión con la idea de que sirva como local para actividades culturales y artísticas.
Evan enseña en Bar Ilán, reside en Tel Aviv y visita muy seguido a su hijo en Aco, en la que ambos se sienten muy a gusto. En la restauración intervinieron trabajadores locales pertenecientes a las tres religiones y como muestra de agradecimiento en la entrada del local colgó las fotografías de todos los que contribuyeron.
El complejo reformado es de 300 metros cuadrados, tiene tres unidades residenciales, para albergar a unas 12 personas, con todo el confort imaginable y lujosamente decoradas, conservando el estilo oriental, que pueden ser alquilados por corto o largo plazo, el turista que la habite, puede sentir que está viviendo una aventura de las mil y una noches y una gran sala que será destinada a actividades literarias, artísticas, musicales y culinarias en inglés, hebreo y árabe. Es una sala grande con una amplia mesa, sitio para exposiciones y un gran piano de cola. Se puede reservar para eventos especiales.

Primera Foto: Hummus de Areen Abu Hmed. Segunda: Sayed Samer en Doniana. Tercer: Eslam Fares y el Chef Amir en Darna. Cuarta: Mussa Ahla Chef, de El Marsa. Cuarta: Noam Shahar en Mercato
Primera Foto: Hummus de Areen Abu Hmed. Segunda: Sayed Samer en Doniana. Tercer: Eslam Fares y el Chef Amir en Darna. Cuarta: Mussa Ahla Chef, de El Marsa. Cuarta: Noam Shahar en Mercato

En el marco artístico tiene muchos proyectos. Se propone invitar a artistas de performance que representarán la diversidad cultural de Israel y quizá de otros países. Que en el futuro sirva de retiro para escritores, traductores y otros artistas internacionales, por lo menos un mes por año. Se inspiró en los centros que él mismo visita cuando viaja por Canadá, Suiza o Estados Unidos. Otras actividades programadas: talleres culturales y culinarios.

Gente especial y cuatro atracciones culinarias
Aco ha sido una de las ciudades portuarias más importantes, según anales históricos, desde la Edad de Bronce y dentro de los muros y fortalezas se halla la historia de más de 4000 años. Pero además, Aco es un ejemplo de coexistencia y de una amplia oferta culinaria.
Micha Fallenberg se siente ya como un verdadero habitante de Aco, es un excelente cicerón y asesora sobre locales que conviene visitar y se hallan en la cercanía de “Arabesque”, a pocos metros del puerto de Aco y del Faro.
Traemos aquí unas sugerencias. Ante todo el local “Baguete en el Muro” que está a pocos metros del “Arabesque” y en el que hace más de 20 años se preparan milanesas (shnitzel) dentro de baguettes recién horneadas a 15 shékel, incluye la ensalada.
Luego se debe visitar la pintoresca “Humusia”, de Areen Abu Hmdi Kurdi, la única mujer que tomó la iniciativa de dedicarse a un trabajo considerado como masculino. El local se llama “Hummus El Abed Abu Hmdi”, en nombre de su padre que fue el dueño de muchos locales de comida.
Nació y creció en este ambiente de humus pero quiso alejarse y como siempre le gustaron los temas sociales, estudio criminología, sociología y artes y trabajó en ello durante muchos años.
Cuidó a su padre y cuando el falleció, hace un año y medio, se sintió agotada por la labor sociológica y decidió continuar con la tradición habilitando el local familiar ubicado al lado del faro “Migdalor”, convirtiéndolo en un sitio muy agradable, pintado de verde turquesa como el color del mar, en el que prepara no sólo hummus sino una serie de platos auténticos de Aco, que muy poca gente conoce, platos especiales como: “Trede” o “Mshawshe” en base a frijoles o Mefarket El Abed. Un menú único, delicioso a precio muy accesible y además la misma Areen constituye una atracción especial.
Muy cerca también del Faro se hallan tres restaurantes que son una tradición. “Doniana”, uno de los más antiguos y su dueño Sayed Samer, restaurante hermoso, amplio con terrazas sobre el mar. Se fundó en 2005 y se renueva todo el tiempo, con un menú mediterráneo con pescados, mariscos y carne.

Segunda Foto: El Marsa en el puerto. Tercera: Khouri. Cuarta: Zimriya en el patio del Fuerte Cruzado. Quinta: Baguette Bajoma
Segunda Foto: El Marsa en el puerto. Tercera: Khouri. Cuarta: Zimriya en el patio del Fuerte Cruzado. Quinta: Baguette Bajoma

Se halla sobre la muralla sur de Aco desde la que se ve toda la Bahía de Haifa y de noche es una vista hermosa por la iluminación y otros puntos turísticos cercanos como “La Isla de las Moscas”, “Las escalera de Napoleón”, “La iglesia San Andrews”. Abierto todos los días de la semana de 12 a 24hs. Tiene un menú muy variado y varias ofertas atractivas como 16 tipos diferentes de ensaladas por 26 sh. “Doniana” en árabe es “nuestro mundo”, compuesto de mar y cielo, que es lo que se ve desde el local, hay un menú de “degustación” en la que el comensal elige que quiere probar.
“Darna” es una cafetería restaurante, ubicado frente al Migdalor y frente a la muralla sur. Dirige Eslam Fares y nos cuenta que este local era una casa vieja de piedra y hace 3 o 4 años decidieron restaurarla y convertirla en lo que es ahora, y el nombre “Darna” significa “mi casa” la idea básica es que sea como un hogar y sirve comida en un estilo especial. También desayunos.
El chef es Amir, la base del menú es a base de productos del mar, todos los platos son de alta calidad. Se abre con ensaladas y el plato más solicitado son los calamares. Hay menú para niños. Amir Jazan, el chef, nos habla sobre el menú, que el mismo creó de su propia experiencia e imaginación pero con orientación oriental.
“El Marsa” es el local ubicado en el mejor sitio del puerto de Aco, muy amplio y con grandes ventanales a través de los cuales se ve el mar y toda la actividad portuaria. Antes de probar su comida, sentarse en su sala es una atracción turística. Mussa Alaa, es el chef con gran experiencia internacional y uno de los dueños, junto a Marwan, que estudió sociología y educación. Son amigos de la infancia y siempre soñaron abrir algo con un concepto diferente en Aco, sueño que se cumplió hace 4 años cuando inauguraron “El marsa” que significa en árabe manjar. La idea era abrir un local con comidas diferentes de los otros que pululan en la ciudad. Que fuera comida local o mediterránea, pero con toques diferentes e internacionales. En especial peces y mariscos.
El local también es una atracción, pues ocupa un espacio otomano con ventanales que eran de la aduana británica y decidieron conservar uno de sus muros originales. “Peces sobre un colchón de friky” es el plato más pedido. Junto al restaurante se abrió hace pocos meses un bar, “Marsa Bar”, el primer y único bar de Aco, expande bebidas y música desde las 19hs hasta la madrugada.

Bazar Turco y la terraza de Nzar Khouri
Un lugar turístico que es obligación visitar en Aco es el renovado Bazar Turco, en el que se han abierto tiendas y puestos de comida. Nos atrajo muy especialmente un puesto muy diferente el “Mercato”, abierto hace un año y medio, con espacio para 40 comensales. Ofrece un menú realmente diferente a cualquier otro local, lo cual no debe sorprender pues es el local del mundialmente famoso chef Omri Shahar quien junto a Noam, su hermano y administrador, abrieron el Mercato, para ofrecer una experiencia única, realmente con menú de tipo mediterráneo, es como un mercado italiano, con verduras y otros platos que solo aquí se pueden comer. Se parece a una degustación pero es diferente pues cada comensal no elige los platos, sino que Omri y Noam lo preparan como algo personal.
Omri es un chef con 20 años de experiencia, comenzó en el Cordón Blue de Los Ángeles, trabajó con los más destacados chefs italianos, volvió a Israel y trabajó en muchos sitios, tales como el prestigioso hotel Efendi. Ambos viven en Naharia, y quedaron prendados del bazar turco, que es un sitio encantado. Omri creó un menú que es una interpretación personal de la comida italiana, pero teniendo en cuenta que están en Aco, una ciudad mixta. Tiene un “Tabun” traído de España, en el que se cocina todo desde el pan, las pizzas, hasta las carnes y los pescados.
Uno de los platos que se debe probar es el “alcaucil romano”, en una salsa de limón, un plato muy clásico y famoso en Roma de donde traen los alcauciles pues los de Israel no sirven. Y también la ensalada Kapreza, invento de Omri, con tomates en el tabun, con queso ricota, muzzarella, bálsamo y albahaca. El local está abierto entre las 12 y las 21.30 hs. toda la semana menos el lunes.
Nzar Khouri es un habitante de Aco que hace dos años convirtió el hogar de sus fallecidos padres en el “Gueshouse Khouri” al que llegan turistas de todo el mundo. Es un ingeniero en computación, nació y vivió aquí toda su vida. Decidió hace dos años dejar la computación y dedicarse al hospedaje. Ramzi Khouri, su padre, fue un activista político durante muchos años y esta, su residencia, sirvió de lugar de encuentro de importantes políticos israelíes y del mundo. Nzar comenzó a restaurar las habitaciones en las que vivieron sus dos hermanos y padres. No sin dificultades pues tuvo que cambiar toda la infraestructura para convertirlo en albergue.
Ahora el hospedaje tiene 5 unidades de diferentes tamaños, inclusive una especie de suite, de estilo rural y sin lujos, pero con baños privados y camas con colchones muy apropiados. El precio es muy accesible, (250 shékel la habitación doble) y tiene dos atracciones destacables: la amplia terraza desde la cual se ve una hermosa vista de las murallas y el mar. La cocina, totalmente equipada, en la que hay una gran heladera repleta con toda clase de productos y comestibles que Nzar compra para uso de sus huéspedes libre y sin cargo. ■

Dejar respuesta