Fue aprobado plan quinquenal para los árabes de Jerusalén

4
1199
Árabes de Jerusalén - Foto Wikipedia

El gabinete aprobó un plan integral quinquenal para reducir las brechas económicas y sociales en Jerusalén Este. El plan de 2 mil millones de shekels está diseñado para ayudar a los residentes árabes de Jerusalén Este a integrarse en la sociedad y la economía de Israel. El plan incluye asignaciones para mejorar el transporte, la educación, el empleo, el bienestar y la salud.

El nuevo plan de cinco años continúa el plan actual que finaliza a fin de año. El nuevo plan asigna considerablemente más dinero que el antiguo plan en el que sólo se utilizaban 150 millones de shekels. El presupuesto incluye 850 millones de shekels de los ministerios del gobierno, 950 millones en asignaciones adicionales del Ministerio de Finanzas y 200 millones que el municipio de Jerusalén se ha comprometido a pagar.

Cerca de 332.000 árabes viven en Jerusalén Este. El plan no se refiere a los 80.000 residentes que viven en la jurisdicción de Jerusalén en Kfar Aqab y en el campo de refugiados de Shuafat, que se encuentra más allá de la valla de seguridad.

Según las cifras del Instituto de Investigación de Políticas de Jerusalén que aparece en la propuesta presentada al gabinete, existe una amplia brecha de pobreza entre las poblaciones árabes y judías en Jerusalén. El 75% de los árabes vivía en la pobreza en 2016, en comparación con el 29% de los judíos. El 52% de todos los árabes en Israel están por debajo del umbral de la pobreza.

Se invertirán 445 millones en educación durante los próximos cinco años, y casi la mitad de esta cantidad se invertirá en educación no formal en Jerusalén Este.

Se inyectarán casi 200 millones en las instituciones educativas que enseñan el plan de estudios de Israel (para el desarrollo físico y el alquiler de edificios para instituciones y el asesoramiento y desarrollo de programas especiales).

La presentación del programa de matriculación israelí es uno de los principales énfasis en el nuevo programa. La alternativa al obsoleto programa de matriculación jordano, que no es adecuado para estudiar en instituciones académicas en Israel y dificulta la integración en el mercado laboral. El municipio de Jerusalén dice que menos del 7% de los 109.000 niños de entre 6 y 18 años en Jerusalén Oriental están estudiando para matricularse en Israel, mientras que el resto está estudiando para matricularse en Jordania. Jerusalén oriental carece de 1.900 aulas. Más del 95% de los estudiantes no poseen fluidez en hebreo y la tasa de abandono ronda el 22%.

Las fuentes involucradas en la preparación del plan dijeron que los presupuestos en el nuevo programa eran lo suficientemente grandes como para cambiar el sistema educativo. El Consejo de Educación Superior y el Comité de Planificación y Presupuesto considerarán asignar dinero para duplicar el número de estudiantes universitarios en Jerusalén Este de 300.000 a 500.000 al año. Si se decide continuar con esto, el Comité de Planificación y Presupuesto asignará 170 millones para el propósito y el Ministerio de Finanzas agregará 90 millones.

En transporte, un equipo será formado por el director general del Ministerio de Transporte y recomendará proyectos específicos de inversión y cronogramas para llevarlos a cabo. 500 millones se invertirán en la mejora de la infraestructura de transporte en Jerusalén Este, destinándose la mitad del importe a la planificación detallada del “camino estadounidense”. Un piloto de líneas de transporte público que conectará Jerusalén Este con Jerusalén Occidental comenzará este año. Se propone invertir 1.500 millones en la mejora de la infraestructura de transporte para 2027.

En cuanto a la salud, el plan intentará ofrecer incentivos para que los fondos de salud abran clínicas en Jerusalén Este, donde sus sucursales están dirigidas actualmente por franquiciados. Uno de los objetivos más ambiciosos (y políticamente controvertidos) del plan es regular el registro de tierras en Jerusalén Este. El plan apunta a completar el registro de la tierra dentro de siete años. A partir de ahora, en ausencia de registro de tierras en Jerusalén Este (a excepción de pequeñas áreas en el noreste de Jerusalén), las disputas de propiedad de tierras se resuelven por arbitraje, o algunas veces por la fuerza. Las autoridades de planificación estiman que el 40% de la construcción en Jerusalén Este es ilegal.
En el empleo, el plan tiene como objetivo mejorar la situación laboral de las mujeres en Jerusalén Este, cuya tasa de empleo actual es solo del 22%, en comparación con el 35% de las mujeres de entre 25 y 64 años en el sector árabe israelí. Se ampliarán los estudios de hebreo para este fin, y se proporcionará un presupuesto para un centro de empleo en el distrito central de negocios capaz de atender a 1,500 solicitantes al año, en comparación con 3,000 en el centro correspondiente para la población haredi (ultraortodoxo judío) en la ciudad. También aumentará el número de guarderías, se ampliará la escuela ocupacional para niñas en Jerusalén oriental y se ampliarán los programas de asistencia social en Jerusalén oriental. Además de alentar el empleo de mujeres, se hará hincapié en la prevención del abandono escolar y las situaciones de alto riesgo entre los niños y los jóvenes y se les sacará de la pobreza. El Estado también invertirá dinero en el desarrollo de parques, instalaciones para niños e instalaciones deportivas y en mejorar la infraestructura de drenaje y alcantarillado.

4 Comentarios

  1. Y a los judíos trabajadores nada

    Sólo precios altos de alquiler e impuestos.

    Hace 13 años que sueño en comprar un apartamento y probablemente voy a seguir queriendo, pues nuestro país sigue invirtiendo en la población arabe que todavía recibe billones de dólares de la comunidad internacional para que sus VERADEROS lideres gasten con armas e ideología antisemita.

    Tenemos un gobierno dedicado para ayudar a los parásitos

Dejar respuesta