Flug se opone a los recortes de impuestos corporativos

1
680
ðùéà äîãéðä øàåáï øåáé øéáìéï î÷áì àú ãåç áð÷ éùøàì îäðâéãä áð÷ éùøàì ÷øðéú ôìåâ öéìåí çééí öç / ìò"î photo by Haim Zach / GPO

La gobernadora del Banco Central de Israel, Karnit Flug, se opone nuevamente al uso de los ingresos fiscales excedentes en 2017 para recortar impuestos al mismo tiempo que manifestó que si los impuestos se cortan, deberán subir nuevamente en el 2019 y estas fluctuaciones son negativas para el sector empresarial.
En declaraciones al gabinete con motivo de la presentación del marco presupuestario de Finanzas, dijo “Dado el estado del presupuesto, es evidente que una reducción de impuestos en estos momentos, es incompatibles con el cumplimiento de los objetivos fiscales para los próximos años.
Esto significa que si los impuestos se cortan ahora, es muy probable que sea necesario elevarlos en un cercano próximo. Esta fluctuación no ayuda a lograr objetivos a largo plazo que con una reducción real de impuestos se alcanzan, como por ejemplo fomentar el trabajo).
Se prevé que la recaudación de impuestos excederá los16 mil millones de shékels este año, después de la reducción de la tasa impositiva sobre los dividendos de las empresas de servicios personales que resultaron en 13 mil millones de shékels.
Se recaudaron 4.000 millones de shekels adicionales de los impuestos pagados por los accionistas israelíes en Mobileye, que se vendió a Intel por 15.300 millones de dólares.
Comentando sobre el tema, Flug manifestó “Es importante hacer notar que esta no es una razón para esperar sorpresas en la recaudación impositiva.
A pesar de que los ingresos han sido más altos que lo pronosticado para los últimos cuatro años, no fue hace tanto tiempo que los ingresos tributarios cayeron sustancialmente como resultado de la evolución de la economía global, que es absolutamente exógena y está fuera del control de los políticos israelíes.
Como parte del tema, se liberaron 3.500 millones de shékels en reservas diseñadas como mecanismo de protección exigido por Kahlon en el marco del presupuesto de dos años. El gabinete discutirá cómo se usará esta reserva en las próximas semanas.
Entre otras cosas, se mostró a los ministros datos macroeconómicos de la economía israelí. Funcionarios del Ministerio de Finanzas dijeron a los ministros que la economía israelí estaba mostrando datos sólidos.
La economía está en pleno empleo, el desempleo está en un punto bajo sin precedentes y los deciles de menores ingresos se benefician más del crecimiento de los deciles de ingresos superiores.
El Ministerio de Finanzas también declaró que, tras la ley de responsabilidad financiera que prohíbe al gobierno asignar el dinero sin tener que pagar por ello con recortes de gastos o nuevos impuestos, la tendencia se ha invertido, que se refleja en una marcada disminución en el pasivo asumido por el gobierno para el próximo años. ■

1 Comentario

  1. La teoría está muy bien, tanto el gobierno como la gobernadora del Banco Central tienen razones para defender sus posturas, lo malo es luego la práctica, Israel tiene unos precios muy altos en comparación con España, lo que pasa es que en España el paro es del 20% y los sueldos dan pena. En España al entrar en la Unión Europea los precios subieron, aunque el nivel de vida y educación también subió algo, luego con la entrada en el euro los precios volvieron a subir, esta vez nadie se enteraba porque las cifras de las facturas en euros eran mucho más pequeñas que en pesetas. Sin embargo, las desigualdades sociales siguen igual o peor, es el país occidental con las mayores desigualdades sociales, y aunque productos básicos estén a precios bajos nadie puede fiarse de si le van a atender con un mínimo de calidad en el hospital público. Con la crisis también se ha visto como todos los comercios han bajado los precios al mínimo, pero en España existe el viejo refŕan de “nadie da duros a cuatro pesetas”, los productos alimenticios de marcas blancas cuestan la mitad a costa de la explotación, y probables malas prácticas, de los productores, el pan se fabrica con los cargamentos de barcos de las harinas que ningún otro país quiere, o nadie puede confiar en un producto tecnológico chino ni en su servicio postventa por mucho que cueste la mitad, ni en un coche rumano filial de uno francés que aparentemente es igual que uno alemán que cuesta 3-4 veces más, luego resulta que se basa en una generación anterior con menos sistemas de seguridad, sin aire acondicionado, ni ventanillas eléctricas ni nada de nada que sea algo más sofisticado, ni siquiera como opción. Las empresas con menos impuestos ganarán más y pueden ofrecer más empleos, o pueden hacer como en España, donde con tanto estafador suelto el consumidor tiende al monopolio, una empresa acapara los mejores comentarios, ganados o comprados, y ni empleo ni siquiera pueden llegar a pagar los pocos impuestos que les concede la derecha, con ingenierías financieras sofisticadas evaden las ganancias en paraísos fiscales, o las empresas tecnológicas, con multinacionales como Apple, Google, Microsoft, reciben un trato de favor exquisito del gobierno de derecha para que abra una sede en Madrid y contrate a alguno de los amigos de los políticos como comercial de imagen para los noticieros de televisión, mientras los impuestos en España les salen a devolver porque cargan gastos en derechos de imagen y royalties a empresas filiales en Irlanda y Países bajos, donde los impuestos a empresas son muy bajos aunque pertenezcan a la Unión Europea.

Dejar respuesta