Fitch reitera la calificación A + de Israel

0
1168
Foto Gideon Benari - Flickr

La agencia de calificación crediticia Fitch confirmó la calificación crediticia de A + de Israel, con una perspectiva estable. Según Fitch, la calificación crediticia de Israel balancea las sólidas cuentas externas, la solidez institucional y el sólido desempeño macroeconómico frente a una proporción de la deuda pública respecto del PIB aún mayor que en los países de referencia y contra los riesgos políticos y de seguridad.
El anuncio publicado por Fitch muestra que las cuentas externas de Israel se mantuvieron fuertes en 2016. Israel ha tenido un superávit de cuentas corrientes cada año desde 2003 y las reservas de divisas del Banco de Israel continuaron su camino ascendente. Fitch espera que el estatus de Israel como prestamista neto persista.
Fitch también toma nota de la contribución del sector de gas natural al crecimiento en Israel, agregando que un mayor desarrollo del sector del gas proporcionará apoyo adicional para el equilibrio externo de Israel. La agencia de calificación cree que a partir de 2013, la producción de gas desde el yacimiento de gas off-shore de Tamar ha reducido la necesidad de Israel de importar gas natural. El gobierno aprobó un marco regulador revisado para la industria del gas en julio de 2016, dando así luz verde para el desarrollo continuo del campo de Leviathan, donde la producción está programada para comenzar en 2020.
Los economistas de Fitch afirman en el informe que el financiamiento público de Israel sigue siendo un punto débil en comparación con los países con calificación A. La proporción entre la deuda pública y el PIB siguió disminuyendo en 2016, alcanzando el 62,2%, pero sigue siendo superior a la mediana de los países de referencia. El déficit público fue relativamente pequeño en 2015-2016, debido a que el fuerte consumo privado y el mercado de la vivienda contribuyeron a ingresos fiscales superiores a los proyectados.
La agencia de calificación espera que el déficit público aumente en 2017-2018, y predice que la proporción de la deuda pública con el PIB se mantendrá sin cambios durante esos años. Los analistas comentan que otras características de la deuda pública son bastante buenas. Israel goza de una considerable flexibilidad financiera, como un mercado interno profundo y líquido y un buen acceso a los mercados de capitales internacionales.
Los analistas de Fitch predicen que la calificación crediticia de Israel continuará limitada por los riesgos políticos y de seguridad, pero el perfil de su calificación ha demostrado su resistencia frente a conflictos periódicos y choques políticos durante un período prolongado.

Dejar respuesta