Física israelí lidera con una computadora cuántica

1
1819

Un nuevo proyecto financiado internacionalmente y dirigido por la física israelí Beena Kalisky, del Instituto de Nanotecnología y Materiales Avanzados de la Universidad de Bar Ilán trabaja con un equipo de investigadores de España, Francia, Holanda, Italia y Suecia en el proyecto denominado Quantox para Tecnologías Cuánticas con Oxidos-2D.
Las computadoras cuánticas funcionan aprovechando el poder de los átomos y las moléculas en lugar de los chips de silicio para realizar tareas de memoria y procesamiento.
Mientras que las computadoras clásicas codifican y manipulan información como cadenas de dígitos binarios (1 o 0), bits cuánticos o qubits que se colocan en una superposición de los estados 1 al 0, lo que significa que el estado cuántico podría provocar ya sea la respuesta de 1 o de 0 con alguna probabilidad bien definida. El resultado final sería que la computación cuántica será increíblemente rápida incluso con un número relativamente pequeño de quibits.
La investigación está financiada por QuantERA, un fondo europeo compuesto por 31 agencias de 26 países; coordinado por el Centro Nacional de Ciencia en Polonia y la Autoridad de Innovación de Israel; y supervisado por BIRAD, la compañía de comercialización de la Universidad Bar-Ilan.
El modelo de computadora cuántica más rápido disponible hoy para la investigación pública es una máquina de 5 qubits de IBM. Las computadoras clásicas tienen miles de millones de bits en comparación. IBM ha anunciado que ha creado una nueva computadora cuántica con 50 qubits. Intel tiene una con 49 qubits y según los informes, Google también está trabajando en una.
El equipo Quantox de Kalisky utilizará las características de las interfaces de óxido metálico para desarrollar sistemas cuánticos que se puedan integrarse con la tecnología actual. Sin embargo, si se puede hacer es todavía teórico y los desafíos son significativos (la medición de fenómenos cuánticos dentro de un flujo 2D es particularmente compleja).
La computación cuántica puede ser el futuro y los qubits pueden algún día reemplazar los chips de silicio, al igual que el transistor una vez ha reemplazado el tubo de vacío. El trabajo de Kalisky es parte de un rompecabezas mundial a largo plazo que evoluciona lenta pero constantemente. Fuente: Israel21. ■

1 Comentario

Dejar respuesta