Finanzas culpa a la coalición de abusar el presupuesto

0
3305

Acuerdo con la Histadrut para aplazar aumentos salariarles

Los acuerdos de coalición firmados cuando se formó el gobierno están pesando sobre el presupuesto de dos años que se someterá a la aprobación del gobierno a finales de esta semana.
El Ministerio de Finanzas presentó una serie de recortes y ajustes para que no se produzca un agujero de 18 mil millones de shekels en el presupuesto de 2017 que en gran medida ha sido causado por la necesidad de financiar los gastos prometidos a los partidos políticos, cuando se formó el gobierno.
Para cerrar la brecha, el Ministerio de Finanzas ha tenido que elevar el objetivo de déficit como porcentaje del PIB de 2,5% a 2,9% en 2017 y del 2,25% al 2,9% en 2018. El Ministerio admite que esto dará lugar a un ligero aumento de la deuda de Israel con relación al PIB, por primera vez desde 2002.
El ministerio dice que la relación reanudará su disminución en 2019, para lo cual se estima el objetivo de déficit del 2,5%. Además, para el próximo presupuesto el Ministerio de Finanzas ha tenido que superar considerablemente el techo de gasto que limita el aumento anual del gasto público al 2,7%. Los planes del ministerio implican el crecimiento del gasto de no menos de 5,1% en 2017 y 3,1% en 2018.
Estas cifras surgen en el contexto de la publicación de un documento de posición por parte del Banco Central de Israel pidiendo que se cambie la regla de límite de gasto por alguna otra medida, ya que se ha convertido en una “letra muerta”, especialmente en un momento de política fiscal procíclica.
Con el fin de cerrar la brecha fiscal, el Ministerio de Finanzas ha decidido otro recorte en los presupuestos operativos y de compra de los ministerios del gobierno, lo que significa un ahorro de 2 mil millones de shekels.
El ministerio también llegó a un acuerdo con la Histadrut sobre el aplazamiento de la subida de la paga prometida a los trabajadores del sector público. En virtud del acuerdo de pago, los salarios de los empleados del sector público se han aumentado para tres etapas en 2017: un 1,5% en enero; 1,75% en junio; y el 1,5% en diciembre. Bajo el acuerdo recientemente firmado, las dos primeras etapas serán diferidas durante seis meses, mientras que la tercera etapa se aplaza hasta marzo de 2017 y se elevará a 1,75%. El aumento total del salario en el sector público crecerá de este modo de 7,5% a 7,75%. El Ministerio de Finanzas dice que el acuerdo con la Histadrut hará posible reducir el gasto presupuestario en 2017 por dos mil millones de shekels. ■

Dejar respuesta