Film entretenido

0
521

Logan Lucky. Dirección: Steven Soderbergh. Hace cuatro años Soderbergh anunció que se retiraba del cine, pero en esos años de supuesta retirada hizo varios filmes para la televisión y es imposible no recordar su primera película “Sexo, mentiras y video” que le valiera en 1989 en Cannes la Palma de Oro. Su producción no ha sido constante y regular pero es sin duda un cineasta talentoso, este film es la muestra: divertido, la cámara habla y el enredo tiene su encanto.
El protagonista es Jimmy Logan, que podría describirse como el arquetipo americano de Carolina del Norte y Virginia Oeste, en la escuela fue una estrella del fútbol americano pero esa promesa de su juventud se esfumó.
Es divorciado y su ex mujer ya se ha casado con otro hombre. Tiene una hija, que vemos en la primera escena cuando sentada mientras lo mira trabajar sobre una camioneta y como si se tratara de una operación le va alcanzando las herramientas que le va pidiendo. Pero resulta que después de ese trabajo el patrón le notifica que ha decidido despedirlo a causa de su renguera de los tiempos de escuela.
Como consecuencia urde un plan para robar una gran cantidad de dinero que se va acumulando debajo de las pistas de carrera de automóviles patrocinada por Coca Cola, usando su conocimiento del nuevo sistema neumático del Speedway para mover dinero, accederá al sistema durante un próximo show de autos, cuando la seguridad sea floja y sifonen el dinero.
Ese tipo de películas se divide en dos categorías, las que usan la descripción de la planificación y ejecución del robo y las que usan la descripción para crear una historia divertida, el cineasta hace uso de ambas variantes en su film. Por supuesto algo de semejante envergadura no se puede hacer individualmente así que Jimmy tiene que hacerse de un equipo. El primero de los integrantes es su hermano Clyde, un barman adusto que perdió un brazo en el servicio en Irak y tiene una prótesis. Está también la hermana de ambos, Millie, peluquera de profesión, quien usará sus uñas de diferentes colores para abrir la caja. Hace falta un experto en explosivos y este surge en la persona de Joe Bang que está en la cárcel y hay que sacarlo para la misión y devolverlo antes que se den cuenta, quien tiene seis meses más que cumplir en la cárcel.
El problema es que Joe que sabe componer un explosivo con materiales presumiblemente inocentes, quiere que se agreguen al equipo sus hermanos que dan la impresión de debilidad mental pronunciada. Así que tenemos como cabeza de familia a Jimmy, por un lado y Joe por el otro. Se nos va mostrando paso a paso la evolución del robo que ha de ser sutil y no incluir violencias innecesarias. Está también Silvia, con algunos comentarios sobre ese nombre anticuado, que anda dando vueltas en su furgoneta y convence a Jimmy a hacerse la vacuna contra el tétano. Hay también pequeñas narrativas paralelas como la de la hija de Jimmy, que participa en una de esas competiciones clásicas para niñas que son bastante ridículas y ahí ella ha de cantar la canción famosa sobre Virginia occidental y todo eso con mucha agitación pero Soderbergh con buen tino no resalta el lado grotesco del asunto.
Luego del robo aparece el FBI encarnado por Hillary Swank, toda pose de profesionalidad y dureza, hay un guiño brillante al respecto hacia el final del film. Pareciera que el placer que se deriva del film también tiene que ver con el hecho de que los actores lo tuvieron al hacerlo, con Channing Tatum a la cabeza, buen papel hace el acostumbrado intérprete de Bond, Daniel Craig con el cabello platinado.

Dejar respuesta