Film duro, gran calidad – Loveless

0
788

Ahava Jasera (Rusia, 2017). Dirección: Andrey Zvyagintsev.

El comienzo y hacia el final muestra una salida del colegio fotografiada a una cierta distancia que recuerda a una escena del film de Haneke “Escondido” con su aire de misterio y falta de redención. Luego hay también una búsqueda que tiene algún parentesco con “La Aventura de Antonioni” con su infructuosa búsqueda de una desaparecida en una isla. Inicialmente “Sin Amor”, el título de la película que refleja perfectamente un estado en una sociedad, la rusa pintada con colores sombríos en todos los aspectos, sin duda un retrato donde la compasión y la empatía brillan por su ausencia, también en el panorama individual donde la codicia y el egoísmo prevalecen.

Ya empezamos con un matrimonio que está a punto de deshacerse, en sus estadios finales desagradables. Se trata del de Boris, un hombre corpulento que trabaja en una compañía de ventas y comparte el apartamento con la que pronto ha de ser su ex esposa, Yenia. Ésta quiere vender el apartamento de la familia que dejará de existir como tal y la vemos informándole a una pareja de potenciales compradores sobre el metraje de cada espacio, las bondades del lugar y al final éstos quieren tomarse un tiempo para decidir.

Uno de los colegas de trabajo al enterarse de lo que está pasando le aconseja ocultarlo porque el patrón que es un ortodoxo muy creyente hasta podría despedirlo y le cita un caso de otro colega que para no verse en la situación ha alquilado a una mujer con dos hijas para servir de pantalla.

El hijo del matrimonio es Alyosha de doce años de edad, que en cierta manera es un síntoma del desamor en la pareja, Yenia lo ha tenido por un embarazo del que culpa a Boris y por él se han casado. Entretanto Boris y Yenia tienen fuera del matrimonio cada uno una pareja, él con una mujer joven que ya luce un vientre pronunciado y ella con un hombre mayor, acaudalado, que tiene un apartamento que responde al último grito de la moda arquitectónica.

El cineasta con su cámara se introduce en ambos lados y nos da un testimonio de esas relaciones. Yenia vuelve tarde de uno de esos encuentros y ni se fija si Alyosha está en casa. Antes ha habido una tremenda discusión entre los padres y en una escena devastadora lo vemos a Alyosha escuchando como cada uno de ellos no quiere hacerse cargo del niño, proponen ponerlo en un internado. Lo vemos al pobre niño escuchando con la cara anegada en lágrimas. Una escena devastadora.

El niño no ha vuelto del colegio y el maestro avisa de que ya falta desde hace varios días, comienza la intervención de la policía que no tiene los recursos necesarios para la búsqueda y les propone involucrar a una organización de voluntarios que se ocupa de tales casos.

Los lugares amenazantes parecieran ser los espacios cerrados pero luego también el bosque tiene algo de misterio mientras se realizan rastreos a todo lo largo y ancho, sin resultados. También se busca en hospitales y en la morgue y no se sabe exactamente qué pasa.

Una escena con la madre de Yenia muestra una relación desgraciada entre madre alcohólica e hija desapegada.
El cineasta crea una atmósfera densa y sombría que va involucrando al espectador con su cine suntuoso y de gran calidad. ■

Dejar respuesta