Ex ministros y generales lanzan nuevo movimiento político

13
1517
Foto Pikiwiki

Un nuevo movimiento público fue establecido por el ex ministro de Educación Shai Piron, y promete abordar las divisiones en la sociedad israelí; al que se unen dos ex jefes de las Fuerzas de Defensa de Israel, Gabi Ashkenazi y Benny Gantz.

El nombre del movimiento es “Pnima” (interior), que describe su intencionalidad: cambiar el interior de la sociedad israelí. Ellos enfatizan que no es un partido político.
“Nuestro punto de partida es que tenemos una nación maravillosa, estamos conscientes y agradecidos por los logros alcanzados por Israel”, dijo Piron. “Nuestro problema principal es la división entre la gente, cuando observamos la realidad en la que vivimos, vemos muchos casos de polarización”.
Un estudio del nuevo movimiento encontró que el 60 por ciento de los judíos piensa que los judíos ultraortodoxos están explotando el país, mientras que el 22,5 por ciento de los judíos cree que los izquierdistas son peligrosos.
“Hay gente, especialmente políticos, que se ganan la vida y hasta a veces una fortuna explotando la desconfianza entre las diferentes partes del público, estamos enfrentando una división peligrosa, y eso es lo que nos llevó a establecer Pnima”, enfatizó Piron.

Entre los objetivos del movimiento, añadió, se encuentra “reunir a un millón de israelíes diferentes y traer estos temas a la atención de todos, recuperar nuestra agenda diaria, que nos ha sido robada”.
“He servido en el ejército junto con mis amigos durante cuatro décadas”, dijo Gantz. “Me enfrenté a desafíos y puedo decir que en lo referente a la seguridad, Israel es fuerte y estable. A mi juicio, nuestra capacidad de vivir aquí constituye una parte importante de la capacidad del país para afrontar las dificultades que tenemos por delante. ¿Cómo podemos vivir uno al lado del otro, unos con otros? Es un desafío muy importante, decidí por ello unirme a Pnima y tratar con esta cuestión interna en vez de con una cuestión externa”.

13 Comentarios

  1. Lo que une a la sociedad israelí es la guerra con los árabes. SI hubiera paz, empezarían a pelearse los izquierdistas con los derechistas, los sefaradim con los azquenazim, los blancos con los negros, los laicos con los religiosos y los religiosos de satmar con los religiosos de Satmar con los religiosos de Breslow, etcetera.
    Mientras haya guerra con los arabes , Israel permanecerá unida. Con paz, Israel no duraría ni 10 años…

  2. El 60 por ciento (tal vez mucho mas) que no aceptan a los ultra, lo hara el dia que las leyes del Estado le quiten la proteccion economica y la exclusividad de conducir los derechos civiles que le han obsequiado como casamientos, divorcios , la potestad de decidir “quien es judio”, la exclusividad de la casrut y que cumplan las obligaciones civiles y militares (pago de impuestos y servicio militar) como todos los ciudadanos. Ese dia se podra empezar a hablar de union de la sociedad Israeli. Mientras seran un partido mas de los tantos que tenemos

      • soy un judio que lleva 2000 años en sefarad…soy 100 por cien hebreo…tú crees …que tengo alguna relacion con israel?….crees que puedo hablar sobre israel?…puedo opinar sobre israel?

      • tu sico..tu que eres ashkenazi europeo…yiddish…por que os ibais a convertir todos al cristianismo con theodro herzl…y ya lo habiais hablado con el papa de roma y que lo hariais en la catedral de roma con el papa presente?…que inquisicion os perseguia?…en esa epoca no eran los nazis todavia no?…bueno tus ancestros no hebreos se convirtieron al judaismo presionados por los rusos….y bueno …convertirse a otra cosa al cristianismo por ejemplo …pues ..por que no?…lo vuestro es convertiros y convertir ..aunque para mi seguis siendo lo mismo ….yiddish…

          • ma kara?…lama?…que estoy diciendo yo que sea mentira a ver?…she habeaia?…chamaquito…por que no te compras un bosque y te pierdes…desencolao…¡¡¡

  3. Señor Piron la división es muy marcada. El Gobierno sólo gobierna para los políticos religiosos y empresarios. El trabajador está totalmente sólo y sin qué nadie se preocupe por el.

Dejar respuesta