Ex alto funcionario policial condenado por encubrir delito

0
928
Yoshiyahu Yosef Pinto

El may.gral. (ret) Menashe Arbiv, ex jefe de la unidad principal de investigación de la policía de Israel, Lahav 433, fue declarado culpable por no cumplir su deber como oficial de policía. Arbiv, quien sirvió asimismo como representante de la Policía de Israel en los Estados Unidos y como comandante adjunto del distrito Tel Aviv, era sospechado de disfrutar de ciertos “beneficios” durante años del rabino Yoshiyahu Yosef Pinto, quien cumplió una condena de un año por sobornar al superior de Arbiv, brigadier general Ephraim Bracha.

A pesar de sus estrechos vínculos, los abogados de Pinto proporcionaron a la policía detalles sobre los beneficios que obtuvo Arbiv de los asociados del rabino, lo que llevó al inicio de la investigación sobre el funcionario policial.

Esos vínculos se basaron en intereses en común: Pinto deseaba una conexión con una autoridad competente, como por ejemplo un alto oficial de las fuerzas policiales. Mientras que Arbiv buscaba lazos personales con un influyente rabino, que tenía conexiones en Israel y en el extranjero.

Como parte de la alianza, según las acusaciones, Arbiv hizo diferentes pedidos de ayuda al rabino y sus asociados para necesidades personales, al tiempo que se aseguró de mantener sus vínculos con el rabino. Entre otras cosas, Arbiv pidió ayuda para encontrar trabajo en Nueva York para su hijo y su nuera y ayuda para obtener descuentos para comprar un departamento en un prestigioso complejo de Tel Aviv.

De acuerdo a la acusación formal, Pinto y sus asociados ayudaron a la nuera del funcionario policial a encontrar trabajo y también la ayudaron para obtener una visa de trabajo en los EE.UU. pagando la suma de 2.650 dólares.

Menashe Arbiv y sus familiares se quedaron varias veces en los Departamentos Metro en Nueva York, que en ese momento eran propiedad del ayudante de Pinto, Ben Zion Suky. Los empleados de Metro se negaron a recibir pago alguno por estos invitados, a cambio de lo cual el funcionario dejó dinero en efectivo en sendos sobres por la estadía, según lo que estimaban deberían haber pagado.

Según la acusación, los lazos entre los dos continuaron incluso después de que el representante de la policía supiera que el rabino era sospechoso de una investigación criminal de su organización sin fines de lucro “Hazon Yeshaya” basa en Jerusalén.

En una etapa posterior, se alega que Pinto le ofreció a Arbiv 60.000 dólares para interferir en su nombre con el propósito de cerrar la investigación. Arbiv no informó este ofrecimiento a los cuerpos policiales relevantes, ni informó el hecho de que Pinto estaba al tanto de esta investigación encubierta sobre él. Al mismo tiempo manejó una solicitud del FBI para obtener información sobre Pinto, a pesar de sus vínculos con el rabino y sin revelar dichos vínculos.

Cuando se le preguntó acerca de sus vínculos con Pinto durante la investigación de los sobornos de Pinto a Bracha, Arbiv proporcionó una versión falsa, dejando una vez más fuera de su testimonio información vital.

Dejar respuesta