Evidencia de la destrucción babilónica de Jerusalén

2
2645
Estatua de marfil con la imagen de una mujer. Foto: Clara Amit, Autoridad de Antigüedades de Israel

Excavaciones en el Parque Nacional Ciudad de David
La excavación de la Autoridad de Antigüedades de Israel en el Parque Nacional de las Murallas de Jerusalén (Parque Nacional Ciudad de David) financiada por la Fundación Ciudad de David (Elad), reveló recientemente la destrucción de Jerusalén a manos de los babilonios.
En las excavaciones, concentradas en la vertiente oriental de la Ciudad de David, se han desenterrado estructuras que datan de hace más de 2.600 años después de haber sido cubiertas por capas de piedras derrumbadas.
Enclavado en el colapso, han surgido diversos hallazgos: madera carbonizada, semillas de uva, cerámica, escamas de pescado y huesos y utensilios únicos y raros. Estos hallazgos muestran la riqueza y el carácter de Jerusalén, capital del Reino de Judea y son una prueba fascinante de la desaparición de la ciudad a manos de los babilonios.
Entre los hallazgos destacados de la excavación se encontraban decenas de recipientes que servían para almacenar tanto grano como líquidos, varios los cuales tenían asas estampadas.
16babiloniasUn hallazgo diferente es una pequeña estatua de marfil de una mujer. La figura está desnuda, y su corte de pelo o peluca es de estilo egipcio. La calidad de su tallado atestigua al alto nivel artístico de los objetos y la habilidad por la excelencia de los artistas durante esta era. Según Ortal Chalaf y el Dr. Joe Uziel, directores de excavaciones de la Autoridad de Antigüedades de Israel, las excavaciones revelan que Jerusalén se había extendido más allá de la línea de la muralla antes de su destrucción.
La fila de estructuras expuestas en las excavaciones se encuentra fuera de la ciudad de Jerusalén y experimenta un crecimiento constante, expresado tanto en la construcción de los numerosos muros de la ciudad como en el hecho de que la misma se extendiera posteriormente más allá de ellos. Las excavaciones que se llevaron a cabo en el pasado en el barrio judío han demostrado cómo el crecimiento de la población a finales del siglo VIII aC llevó a la anexión de la zona occidental de Jerusalén. En la actual excavación, podemos sugerir que después de la expansión hacia el oeste de la ciudad, las estructuras fueron construidas fuera de la frontera este.
Fuente: Autoridad de Antigüedades.

2 Comentarios

  1. Interesante articulo…
    Y donde estan los que negaban este hecho historico, una vez mas El Señor permitiendo que salga a la luz estos descubrimiento que constribullen a coroborar su bendita palabra…