Encuentran moneda acuñada por el rey tirano de Jánuca

0
1755

La cara de Antioquio IV Epífanes en la Torre de David

Arqueólogos tropezaron con un arquetipo de bronce acuñado por el tirano griego de la historia de Jánuca en medio de las ruinas de la Torre de David de Jerusalén.
Orna Cohen, jefe de conservación, encontró la pequeña moneda de bronce hace unas semanas durante un trabajo de conservación de rutina después de que una sección de la muralla de la ciudad de asmoneos, que atraviesa el patio de la ciudad, sufrió daños menores.
La cabeza de Antíoco IV Epiphanes aparece en el frente del penique de bronce y el revés tiene una diosa que sostiene algo -quizá una antorcha- en su mano.
Antíoco IV fue un monarca seléucida recordado en la historia judía por la promoción de la helenización y supresión de las observancias religiosas. Mientras luchaba contra el reino ptolomaico rival en Egipto por el control del Levante, los fanáticos judíos se levantaron en rebelión contra Antíoco y el sumo sacerdote helenizado instalado en el templo de Jerusalén.
Antíoco regresó de Egipto e intentó sofocar el levantamiento. Después de su muerte en una campaña subsecuente en Persia, los rebeldes asmoneos llevados por Judas Macabeo y otros lograron arrebatar el control de Judea de los griegos seléucidos, restaurando el templo judío y formando un reino judío que gobernó por un siglo. La fiesta de Jánuca celebra la victoria de los macabeos sobre los griegos y los judíos helenizados.
El año pasado los arqueólogos dijeron que pudieron haber encontrado los restos de una fortaleza que el ejército de Antíoco sitió en Jerusalén, el 168 AC. La fecha exacta de la moneda no estaba clara, pero miles de otras del mismo tipo fueron acuñados en el puerto de Acre, llamado Antiochia Ptolemais, entre 172 y 168 aC durante el reinado de Antíoco IV Epiphanes.
Su borde dentado ayudó a señalar una ventana de 50 años cuando ese estilo estaba en boga entre los reyes de seléucidos.
“A Acre le gustaba la idea de las monedas dentadas”, dijo el jefe del Departamento de Monedas de la IAA, Donald Ariel, al diario The Times de Israel.
La moneda pudo haber sido acuñada por el ejército seléucida para pagar a las tropas que se usaron para sofocar la revuelta macabea, expresó. Tales monedas fueron usadas como pequeño cambio por los soldados en el empleo de los griegos.
La moneda era de poco valor entonces y no demasiado raras hoy en día. Ariel dijo que hay por lo menos 2.000 monedas acuñadas por Antíoco IV en Acre en la colección de IAA. Este es “el segundo tipo de monedas más común de los seléucidas”, manifestó y sólo se supera su número por las monedas acuñadas por Antíoco III, el padre de Antíoco IV.
Sin embargo, debido a que la Torre de David no es una excavación arqueológica activa, la dirección del museo no esperaba nuevos hallazgos originales, dijo el director Eilat Lieber. Israel capturó la Ciudad Vieja de Jerusalén durante la Guerra de los Seis Días de 1967 y los arqueólogos primero excavaron la ciudadela un año más tarde. Las últimas excavaciones arqueológicas en la Torre de David fueron vistas en 1988.
“Fue realmente una gran sorpresa para nosotros”, dijo Leiber, señalando que la mayoría de los artefactos asmoneos tienden a ser más tarde en el período. Además, estaban sorprendidos por el momento que sucede, justo antes de Jánuca. ■

Dejar respuesta