En la región Carmelim: Deliat El Carmel y Usfiya

0
1020
Rafik Halabi encabeza el Consejo Regional

Texto y fotos: Chiquita Levov
Turismo, arte, patrimonio y sabores

Sam Halabi en su estudio
Sam Halabi en su estudio

La aldea Deliat El Carmel, (O Daliyat al-Karmel) es la más grande entre todas las aldeas drusas y una gran atracción turística. En los últimos tiempos se han desarrollado muchas actividades y renovaciones por iniciativa de Rafik Halavi, periodista, político y ex parlamentario, que actualmente preside el Consejo Regional y nos habla de numerosos proyectos que se desarrollaran próximamente.

La cocina de Nora
La cocina de Nora

Deliat Al Carmel tiene cerca de 30 complejos con habitaciones para pernoctar y no son suficientes. Entre los proyectos anunciados por Rafik Halabi y ya aceptados por las autoridades, se halla la construcción de un hotel de grandes proporciones.

Callecitas coloridas
Callecitas coloridas

Se sugiere caminar por sus callecitas colmadas de locales coloridos y los grandes negocios de productos artesanales y artísticos, que son la gran atracción de este sitio y convierten a la aldea norteña en un rincón de arte.

Munir Halabi en su local Jazmin
Munir Halabi en su local Jazmin

Entre sus muchas galerías de arte y artesanías se debe visitar la de Sam Halabi, un pintor joven pero de gran renombre que reside en Deliat El Carmel donde tiene un amplio estudio. Nos cuenta que siempre estuvo asistido por su familia que reconoció su talento y su profesión artística se desarrolló en forma auto didacta desde pequeño. Pintura figurativa, paisajes, flores naturaleza y mucho más.

El artista Saleh Alkara
El artista Saleh Alkara

Se puede visitar la galería de Saleh Alkara (62) que en la última década se ha convertido en artista internacional, después de haber sido asistente de reconocidos artistas como Marcel Janco, Yósele Berger y otros. Nació en esta aldea, trabaja acentuando el color, con pincel, con motivos de la naturaleza y sobre todo de su rico mundo interior. (Continúa en pág. 20)

Callecitas de Usfiya
Callecitas de Usfiya

Otra sugerencia es visitar el Centro de Visitantes y tienda de hierbas y especias Jazmin, en una de las callecitas, pues conserva la tradición y la cultura drusa, además de ofrecer antiguas plantas medicinales. Aquí se puede recibir información sobre el pueblo y ver un video sobre las plantas, la gente y la naturaleza. En el local Jazmin de Munir Halabi se cumplen dos de sus sueños. Por un lado se dedica a hierbas medicinales y por otro el elemento histórico con un pequeño museo que muestra y conserva la tradición de la aldea, una parte de la sala en la que además se dan conferencias, pues Munir es un gran conocedor de la historia local.

Ihab Zeidan en Usfiya
Ihab Zeidan en Usfiya

La historia cuenta que es una de las más antiguas y data del siglo 16. En el siglo 17, durante el período otomano, los drusos llegaron de la región montañosa cerca de Aleppo a Deliat El Carmel (“Viña del Carmel”) y en 1859 habían unas 300 personas. En 1870,  un explorador visitó la aldea, y encontró 400 habitantes drusos, actualmente hay unos 17.500 habitantes.
Las casas fueron construidas en su mayoría de adobe, con sólo unas pocas casas de piedra, muchas de ellas aun se conservan igual. Se puede visitar una casa que data de 200 años y  conserva lo original. Otra atracción es de tipo culinario, La Cocina de Nora (Hamitbaj shel Nora) en la que esta cocinera ofrece maravillosos platos drusos tradicionales y comida mediterránea auténtica, kasher.
La tumba del santo “Abu Ibrahim Nabi” se encuentra por encima de una cueva, el lugar sagrado solo para drusos miembros religiosos de la comunidad, arriba de la misma. “Abu Ibrahim Nabi”, que según la tradición es Elías el Profeta, se erige un magnífico edificio. El Yad Lebanim es el sitio en la aldea erigido para  recordar la memoria de los caídos drusos y sus historias.
Pegada a Daliat EL Carmel se halla la  aldea drusa Usfiya (tambien Isfiya), una de las 18 aldeas drusas y una de las primeras que data de 1605. Tiene unos 12000 habitantes y si bien es ya como una ciudad se vive aquí al estilo de pequeñas aldeas, según nos cuenta el guia profesional Ihab Zeidan, uno de los más eruditos que ofrece interesante información, amenizada por historias atractivas relacionadas con la aldea y sus habitantes.
Habla sobre originales paseos que pasan por la calle principal Abba Jushi, en honor al que fuera el legendario alcalde de Haifa pero no por esta función sino por que fue uno de las mayores benefactores de la etnia drusa, y quien puso mucho fervor a favor de esta en la directiva Judía (Haganá Hayeduit). Se visita el museo de los recuerdos “Bet Yad Lebanim” donde hay una foto gigante de Jushi. Además en las revueltas de 1946 se refugió en esta aldea y recibió los mejores tratos. Sugerimos visitar el arco (keshet) antiguo sobre el cual hay una hostería en la que se hospedó y refugió muchas veces.

Dejar respuesta