Elegirás la Vida

0
1196

Shoshana Potasz
El deporte competitivo es un lenguaje internacional, una actividad reconocida que atrae a personas de todas las edades, géneros y orígenes. Los judíos que a lo largo de la historia siempre fueron rechazados y obligados a organizarse en sus comunidades, finalmente entendieron que, a pesar de la dispersión, la unión hace la fuerza. Cuando Yekutieli propuso originalmente su idea al Fondo Nacional Judío, de una Olimpíada Judía Mundial, la gente pensó que su idea era utopía exagerada. Quien hubiera podido imaginarse lo que vivimos hoy: Las calles de Israel, llenas de atletas y espectadores que están todos aquí por la misma razón. Miles de judíos de todo el mundo bajo un mismo techo cantando el Hatikva. El deporte no solo es imprescindible para afrontar los desafíos de la vida, es la manera más brillante que tuvieron y tienen todas las comunidades judías para afrontar una realidad hostil y sobrevivir en medios no generosos de paz y tranquilidad. Los azotes del terror nos atañe a todos por eso, la celebración de la vida es la clave para la continuidad no solo judía, sino que de toda la humanidad, como lo dice el mandato bíblico desde sus comienzos “y elegirás la vida”.

 

Yair Hamburguer
Yair Hamburguer

Comenta Yair Hamburguer que tiene el orgullo de ser el presidente de la Unión Macabi Mundial con más de 400.000 afiliados de por lo menos 80 países, que con sus 80 banderas desfilan en esta Macabiá No. 20 la cual se lleva a cabo bajo la característica de los 50 años de la reunificación de Jerusalén, los 100 años de la Declaración de Balfur y también los 120 años de la existencia del Movimiento Macabi Mundial. Todo esto demuestra que los judíos de las diásporas y de Israel son un solo pueblo, un solo corazón, que late y vibra al mismo tiempo.
Agrega que el continente latinoamericano siempre apoyó y demostró su amor por Israel diciendo presente en todos los juegos de la Macabiá, cada vez con mayor fuerza y entusiasmo. Esta vez no falta ningún país.
Que todos tengan mucho éxito!!!

amir
Amir Peled

Amir Peled, presidente de la Macabiá, dice que esta es el mayor evento deportivo y cultural judío. Hay un antes, un durante y un después. Antes hay una etapa de esfuerzos por participar de la selección, ya que son muchos los candidatos, por integrar un equipo en una rama determinada. Los jóvenes se acercan a Macabi en los distintos países, se organizan y envuelven a sus familias en las distintas actividades. Aparece el orgullo de ser un equipo, de pertenecer y ser necesario. Durante la Macabiá, están todos muy ocupados desde la mañana hasta la noche en las competencias, paseos, conferencias y hasta se acercan a unidades del ejército.

2Llega el después, cuando cada uno vuelve a su país y Macabi los recibe para elaborar juntos esa gran vivencia vivida. Muchos de los que participan vuelven a estudiar y muchos finalmente hacen aliá. El mensaje es que acá está el hogar de quien quiera venir y el que no, siempre están las puertas del Movimiento abiertas para activar y pertenecer.

Dejar respuesta