El terrorista mató a dos soldados israelíes y aceleró para atropellar al resto

0
1209
Foto de la pantalla de televisión del canal Kan

Los soldados israelíes que fueron víctimas del ataque terrorista en Samaria (sur de Cisjordania), habían reemplazado, la semana pasada, a otro batallón en la zona, considerada generalmente como tranquila.

Una investigación preliminar sugiere que los combatientes estaban parados cerca de una estructura fortificada (pillbox), situada entre la localidad palestina de Yabed y el asentamiento israelí de Mevo Dotán. El oficial y el soldado que fueron asesinados estaban parados delante de un vehículo y los otros dos soldados del otro lado de la carretera. El terrorista identificó a los combatientes y se desvió de la carreta mientras aceleraba a toda velocidad, arrollando al comandante de la fuerza y ​​al soldado que estaba junto a él.

Los dos soldados atropellados murieron en el lugar como resultado del impacto. Tras el primer choque, el terrorista atropelló a los otros dos combatientes, hiriendo a uno de ellos de gravedad y al otro en forma moderada. Durante el trayecto, el vehículo golpeó el alambrado de púa o concertina barbada que rodea la estructura militar.

El terrorista Allah Qabha Foto: @kann_news Twitter

El Ejército de Defensa de Israel (Tzáhal) estima que pasaron apenas unos segundos entre el primer y el segundo choque; y la investigación indica que los combatientes no tuvieron tiempo para disparar al terrorista palestino.

El jeep Hyundai todoterrenos del terrorista quedó en la escena del atentado completamente aplanado y sus partes volaron lejos del lugar del atropellamiento, como prueba de la fuerza letal del impacto.

La agencia de inteligencia Servicio de Seguridad General (Shabak) reveló que el terrorista, Allah Qabha, de 26 años, estuvo detenido durante por actividades terroristas y había sido puesto en libertad en abril de 2017, sin ofrecer más detalles. Según los reportes, estuvo 17 meses en prisión. Qabha está domiciliado en la localidad de Bartaa, que se extiende a ambos lados de la Línea Verde.

En respuesta al ataque terrorista, el coordinador de las Actividades Gubernamentales en los Territorios (COGAT), general Yoav (Poli) Mordechai, suspendió de inmediato todos los permisos concedidos al clan al que pertenece al terrorista: 67 permisos de trabajo en Israel, 26 licencias comerciales y cuatro autorizaciones de empleo en los asentamientos.

Dejar respuesta