El terrible atentado a la AMIA narrado en una novela

6
1363
Foto: Portavoz militar

A punto de cumplirse 23 años del atentado al centro comunitario judío AMIA de Buenos Aires, en el que fueron asesinadas 85 personas, el periodista Horacio Lutzky publicó “La explosión”, una novela que según el autor “muestra información pura y dura bajo el formato de ficción” y busca que “la gente no se quede con la historia oficial”.

El 18 de julio de 1994, en la capital de Argentina, una bomba ocasionó uno de los episodios más tristes en la historia argentina, un estruendo que sacudió a toda la sociedad y que ahora inspira a Lutzky en una novela.

El abogado y periodista explicó que lo único que no pertenece a la realidad son el personaje del periodista que narra la historia, una especie de alter ego, y un agente de inteligencia, aunque este último sí cuenta con tintes reales.

En este sentido, Lutzky hizo referencia al espía Iosi, de su investigación anterior, que forma parte de “una historia real de mediados de los ochenta” cuando ese hombre “se infiltró en la comunidad judía y suministró a la Policía todo tipo de información en época anterior al atentado”.

El autor recordó que al tomar contacto con el agente de inteligencia, lo llevó “personalmente” a declarar ante el fiscal fallecido que investigaba la causa AMIA, Alberto Nisman, con quien tuvo una “relación distante”.

En circunstancias que todavía se investigan, Nisman apareció muerto en 2015 pocos días después de acusar a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y a otros miembros de su Gobierno de encubrir a los sospechosos iraníes de cometer el ataque.

“La explosión” es una novela que “propone contextualizar el atentado dentro de un marco que en los años 1990 ocasionó otros dos atentados”, planteó el escritor.

Lutzky sostuvo que la voladura de la AMIA está relacionada con el ataque a la Embajada de Israel en Buenos Aires, en 1992, que dejó 22 muertos, y la explosión de una fábrica de armamento militar en Río Tercero, provincia argentina de Córdoba, en 1995, que tuvo como saldo siete personas fallecidas.

Después de 23 años del atentado de la AMIA, el ataque más brutal que haya sufrido Argentina, Lutzky consideró que “lo único que se sabe es que la Justicia, el ex presidente Carlos Menem (1989-1999) y la Inteligencia encubrieron la verdad”.

De hecho, Menem; el primer juez de la causa AMIA, Eduardo Galeano; y el secretario de Inteligencia de aquella época, Hugo Anzorreguy, irán a juicio oral por encubrimiento del ataque.

Lutzky estuvo al frente del periódico judío “Nueva Sion” entre 1991 y 1995, y durante este último año dirigió el canal de televisión “Alef Nework”.

El periodista recordó que aquel 18 de julio “el vidrio de la redacción del diario tembló y el presentimiento era el de que algo malo había pasado”.

“El diario se convirtió en un epicentro de recepción de datos” y por ser director de un diario judío, el periodista reconoció que recibió mucha información durante años.

Antes de “La explosión”, Lutzky publicó otros dos libros de investigación periodística: “Brindando sobre los escombros. La dirigencia judía y los atentados: entre la denuncia y el encubrimiento” en 2012, y “Iosi. El espía arrepentido” en 2015.

“Es muy difícil no agobiar con tanta información sobre este tema”, justificó el autor su decisión de utilizar elementos de ficción en una investigación tan sensible como la del atentado a la AMIA.

De esta manera, Lutzky expresó que su última obra tiene como objetivo hacer que “la gente se interese y no se quede con la historia oficial porque hay poderes que saben lo que pasó y no lo cuentan”.

Además, “es un llamado de atención a los cancerberos de la verdad, habiendo pasado casi tres décadas, para que abran los archivos y dejen los errores que se cometieron y permitieron que ocurriesen estos atentados en Argentina”, finalizó. EFE y Aurora

6 Comentarios

Dejar respuesta