El presidente del futbol palestino apelará la suspensión de la FIFA por incitar al odio contra Messi

1
526
Lionel Messi Foto Cyril Venediktov Foto: www.soccer.ru Wikimedia CC BY-SA 3.0

La Comisión Disciplinaria de la FIFA impuso al presidente de la Asociación Palestina de Fútbol, Jibril Rajoub, una suspensión de doce meses y una multa de 20 mil francos suizos (20.300 dólares) por incitar al odio y la violencia contra el futbolista Lionel Messi, durante una campaña para impedir que la selección nacional argentina jugara en Israel.

En declaraciones previas a un partido amistoso previsto para el 9 de junio de 2018 en Jerusalén entre Israel y Argentina, Rajoub instó a los “aficionados de futbol a atacar a la Asociación del Futbol Argentino y quemar camisetas y fotografías de Lionel Messi”, informó la FIFA en un comunicado.

La suspensión de doce meses implica la prohibición de participar en cualquier partido o competición durante un año. Por lo tanto Rajoub, que también es presidente del Comité Olímpico Palestino, no podrá asistir en ningún cargo oficial lo que incluye participar en actividades mediáticas en los estadios o en sus inmediaciones los días de partido.

El ministro de Relaciones Exteriores de Argentina, Jorge Faurie, justificó, en aquel entonces, la decisión de cancelar el partido indicando que los jugadores se sintieron totalmente atacados cuando aparecieron imágenes de la camiseta celeste y blanca manchada con pintura roja, como de sangre, tras los comentarios de Rajoub.

La ministra de Cultura y Deporte, Miri Regev saludó la decisión de la FIFA de sancionar a Rajoub, alegando que la exonera de su responsabilidad por la cancelación del partido con Argentina.

“La dirigencia de la FIFA hizo lo que se esperaba y exigía, y dictaminó que no hay lugar para los terroristas que incitan a la violencia en el mundo del fútbol”, apuntó Regev.

La ministra manifestó que la decisión “desenmascaró al terrorista Rajoub y demostró lo que muchos aquí se han negado a reconocer: la razón de la cancelación del amistoso Israel-Argentina fue la campaña deliberada de intimidación librada por Rajoub y sus asociados, quienes amenazaron la vida de Messi, y no la decisión de jugar el partido en Jerusalén “.

Regev añadió que Rajoub debería estar “tras las rejas y no en los estadios de fútbol ni en los pasillos de la FIFA”.

Rajoub respondió que está consultando con sus abogados para apelar la decisión.

La Asociación del Futbol Palestino que dirige Rajoub, calificó la decisión de la FIFA como “desproporcionada y absurda”.

La organización palestina argumentó que la FIFA “basó su veredicto” en las denuncias “de grupos de interés”, entre los que mencionó a la Asociación del Fútbol de Israel y a “un grupo de colonos extremistas”.

1 Comentario

Dejar respuesta