El presidente del Congreso Judío Mundial contra la Ley del Estado-Nación: El Gobierno de Israel está tomando acciones destructivas

15
916
Ronald Lauder Foto: Doron Ritter Congreso Judio Mundial Wikimedia CC BY-SA 3.0

El presidente del Congreso Judío Mundial, Ronald (Ron) Lauder criticó duramente al Gobierno de Israel, al advertir que las últimas políticas y leyes que ha aprobado implican una amenaza para el futuro del pueblo judío.

En un artículo de opinión publicado en el diario The New York Times, el multimillonario y activista judío enumeró una serie de eventos, entre ellos la cancelación del acuerdo para el rezo pluralista e igualitario en “Kotel Hamarabí” o Muro Occidental (conocido en el mundo gentil como el Muro de los Lamentos) de Jerusalén, las leyes estrictas de conversión al judaísmo, la reciente aprobación de la gestación subrogada que excluye a los homosexuales, la ley del Estado-Nación, el arresto de un rabino que llevó a cabo una ceremonia de matrimonio por fuera del Rabinato y las ordenanzas más rígidas para la tiendas en shabat en algunas municipalidades como ejemplos de que se está “creando la impresión de que las dimensiones igualitarias del Estado judío y democrático están siendo puestas a prueba”.

Lauder es un antiguo hombre de confianza del primer ministro, Biniamín Netanyahu, fervoroso defensor de Israel y donante del partido Republicano. Se trata del segundo artículo de opinión duramente crítico con el Gobierno israelí en lo que va del año, lo que percibe como un reflejo de la creciente división entre la Diáspora y el Estado judío.

Lauder acometió contra la polémica ley del Estado-Nación destacando que “reafirma correctamente que Israel es un Estado judío, pero también daña el sentido de igualdad y pertenencia a Israel de los ciudadanos drusos, cristianos y musulmanes”.

Lauder advirtió que la ley tendrá repercusiones a nivel internacional en tanto que el país “podría encontrarse asociado con un sistema de valores quebrado y con amigos cuestionables”.

“Como resultado, los futuros líderes de Occidente podrían volverse hostiles o indiferentes al Estado judío”, escribió el empresario de cosméticos.

Lauder advirtió que estas políticas plantean la “mayor amenaza” para el futuro del pueblo judío porque como, “el Gobierno de Israel parece estar empañando el valor sagrado de la igualdad, muchos partidarios [de Israel] sienten que le está dando la espalda a la herencia judía, al ethos sionista y al espíritu de Israel”.

“Cuando los miembros del actual Gobierno de Israel socavan sin querer la alianza entre el judaísmo y el iluminismo, pulverizan el núcleo de la existencia judía contemporánea”, acusó apasionadamente el presidente del Congreso Judío Mundial.

Si bien muchas de las políticas implementadas por el Gobierno son vistas como concesiones de Netanyahu a sus socios ultraortodoxos de la coalición; Lauder puso de relieve que la mayoría de los judíos del mundo no son ortodoxos, sino más bien tradicionalistas, seculares, conservadores, reformistas o no afiliados a ninguna corriente.

Lauder argumentó que el país es rehén de los políticos ultraortodoxos, y que esto a su vez podría resultar en una falta de apoyo a Israel en los campus norteamericanos y en los pasillos del poder.

“La ortodoxia debe ser respetada, pero no podemos permitir que la política de una minoría radical aliene a millones de judíos de todo el mundo”, aseveró.

“Es posible que los jóvenes judíos no consientan alinearse con un país que discrimina a los judíos no ortodoxos, las minorías no judías y la comunidad LGBT”, afirmó Lauder. “Puede que ellos no luchen contra el movimiento de Boicot, Desinversión, Sanciones, es posible que ellos no apoyen a Israel en Washington y puede que no proporcionen a Israel la retaguardia estratégica que necesita”.

15 Comentarios

  1. Las quejas de éste señor carecen de fundamento serio. Confeccionó una gran ensalada en el New York Times mezclando de todo un poco: el rezo en el Kotel, las reglas de conversión al judaísmo, la procreación subrogada prohibida para los homosexuales masculinos, la ley del Estado-nación, etc., etc., y acusa al Gobierno de debilitar las dimensiones igualitarias del país.
    Lo dubim velo iaar. Todos y cada uno de los ingredientes de su ensalada tiene un fundamento multimilenario en la tradición jurídico-religiosa judía, sobre la cual el susodicho no aparenta saber gran cosa que digamos.
    Las dimensiones igualitarias y democráticas no han sido puestas a prueba por nadie ni contra nadie: lo unico que hace la ley es subrayar las evidencas que todo el mundo siempre dio por sobreentendidas.
    Parece que no se equivocó el Gobierno al considerar necesario subrayar y poner a salvo esas archisabidas y tan trilladas evidencias sobre las que todos nos apoyamos.
    Bottom line los unicos disgustados son los arabes, que desde siempre quieren imponer su gobierno sobre nosotros, y robarnos el país a como dé lugar: con el vientre, con terrorismo, con BDS, con judeofobia europea, en fin, con lo que encuentren, porque estan que revientan de envidia.
    Lo que es mas, es completamente falso alegar que el Estado discrimina contra los judíos no ortodoxos y seculares. La ley es la misma para todos los judios, y si hay discriminaciones, no vienen del Estado, vienen de la tradición jurídico-religiosa judía. Por ej. prohibir la procreacion subrogada para homosexuales masculinos se basa en la interdiccion de procrear עכו״ם en la Tierra de Israel.
    Las otras discriminaciones que efectúa el Estado, como por ej. las que fija la ley judía sobre el estatus personal de la mujer judía, se implementan solo contra los judíos porque el Estado les regaló a los religiosos de todas las religiones reconocidas en Israel (musulmanes, cristianos, drusos, samaritanos, caraítas, etc; etc.) una parte de su soberanía…
    No hay discriminacion legal contra ningun individuo de las minorias, asi sean enemigos acérrimos. Eso, como individuos. Como grupo étnico no tienen derechos nacionales sobre nuestras tierras. Estan en una situacion comparable a en la que se encuentran todas las minorias del mundo libre occidental, y estan muchisimo mejor que las minorias en el resto del mundo no occidental.

    • yo diria que las minorias estan en Israel mucho mejor que cualquier monoria en cualquier Estado européo occidental… y lo digo por experiencia dada mi condicion de vasco… El Estado de Israel, no trata a asimilar, ni distruir a los hijos de cualturas diferentes a las oficiales , como hacen España, Francia y otros estados europeos

  2. quiero leer de el primero grandes manifestacioneS contra el antisemitismo en francia e inglaterra. ya tenemos bastantes enemigos para que un judio critique desde afuera … para criticar VIVIR EN ISRAEL

  3. Graciela
    Lo q dice este señor es la pura verdad
    Este grupo de ultra ortodoxos, a mi juicio, no se diferencia mucho de los ayatolas.
    Perdón pero creo que ni siquiera son patriotas

    • Dulce
      Los ultraortodoxos no reconocen a la entidad política que es el Estado de Israel, pero sí reconocen los valores santificados de la Torá, del pueblo judío, y de la Tierra de Israel. No sé si eso los hace más, igual o menos patriotas que un judío izquierdista que apoya a los arabes en contra del Estado y que va a ensuciarnos en la antisemita ONU, como si Israel no tuviera ya suficientes enemigos allí.
      Creo que los ultraortodoxos aman profundamente a la Tierra de Israel, lo cual, por otra parte, no les impide en absoluto aprovecharse del acuerdo de exenciones de 1948 para zafarse del servicio militar.
      En fin, en el Levante nada es sólo blanco o negro, y todo es paradoja.

  4. Reuben
    No todos son israelíes. Pero todos son judíos y pueden opinar
    No te subas al mismo estrado que los ayatolas, si no piensan como nosotros no existen ????

  5. Todos pueden opinar
    Noves necesario vivir en Israel
    Porque luego vendrá el ” si no peleaste en la guerra” y luego ” si lo fuiste héroe” no puedes hablar

  6. Parece que a don Lauder se le fueron las ínfulas a la cabeza. Nadie le pidió que se meta públicamente con el Gobierno de Israel, y creo que al hacerlo cruzó no una sino varias líneas rojas… Los políticos seguramente ya se lo harán saber y se lo dejarán sentir. Si tantas ganas tiene de meterse con el Gobierno, que se radique en Israel y que se asocie a un partido político. Desde donde se encuentra ahora hubiese hecho un servicio mucho mas grande a la humanidad si se hubiese limitado a ocuparse de sus millones y de los productos de belleza de doña Estée…

  7. Estoy completamente de acuerdo con Ronald Lauder.
    Desde hace 15 años la poblacion ha hido tanto a la derecha, que los que antes eran acusados de extrema derecha, han quedado en el centro o incluso izquierda.
    Y no por que ellos hallan cambiado.
    Han visto “The Wall”? En cualquier momento aparecen los martillos.
    Imagino que seran completamente negros.

  8. Leí el original en inglés que se publicó en el New York Times el 18 de marzo de 2018 bajo el título “Israel’s self-inflicted wounds” https://www.nytimes.com/2018/03/18/opinion/israel-70th-anniversary.html
    y retiro todo lo que dije sobre la ensalada de Lauder. Lauder no hizo ninguna ensalada, el op-ed en inglés está muy bien estructurado y redactado, y expresa su sincera preocupación por la situación. Otra cosa es si debió o no debió publicar su opinión en el NYT. Dejando eso de lado, el artículo en Aurora deja que desear y es el que crea la “ensalada” porque elige qué partes del original destacar y, par yuxtaposición, sugiere cosas que Lauder ni dijo ni insinuó. Muy extraño todo esto. ¿Por qué en Aurora se acuerdan recién ½ año más tarde de éste op-ed en el New York Times?

  9. Bueno, parece que mi search engine, no sé porqué, pero de entrada no dió con el artículo correcto que comenta Aurora y que es éste:
    https://www.nytimes.com/2018/08/13/opinion/israel-ronald-lauder-nation-state-law.html
    Nada que ver con el artículo del NYT del 18 de marzo: la posición de Lauder aquí ha cambiado de arriba abajo, y es la que presenta el artículo de Aurora; y sí, hay ensalada: don Lauder mezcla todo y se opone “kop in vant” a la ley del Estado-nación.
    No apoyo la pretensión de la diáspora de imponerle a Israel un humanismo universalista version sui generis que lo único que va a lograr será facilitarle a nuestros enemigos la destrucción del carácter judío del Estado de Israel.
    Porque el Estado de Israel, o será judío o no será. Así de simple.
    Y nuestros enemigos lo único que buscan es que el Estado judío desaparezca.
    Eso, hasta un niño se lo sabe de memoria.
    Después será demasiado tarde hasta para recitar tehilim, porque la cosa no tendrá más arreglo.Y es justamente lo que quieren y pretenden todos ésos árabes que vinieron a fanfarronear con sus banderas musulmanas en el corazón de Tel Aviv.