El nuevo bloque contra Teherán

1
742
Ayatollah Khamenei - Foto Wikipedia

Abdulrahman al-Rashed

A decir verdad, el ritmo de los desarrollos nos ha tomado por sorpresa. Desde que Washington anunció su decisión contra el gobierno de Irán, Gran Bretaña y Alemania cambiaron su postura de insistir en seguir siendo leales a los compromisos del acuerdo nuclear y anuncian que apoyan el plan de Trump para enfrentar el régimen de Teherán en Medio Oriente.
Parece bastante claro ya que el problema no está relacionado con un acuerdo sobre la actividad nuclear tanto sino con las guerras que Irán está incentivando regionalmente. No es razonable dejar que el régimen se sienta libre en la región y se le permita propagar el caos, amenazar otros regímenes y dominar Irak, Siria, Líbano y Yemen. ¡Todo esto sería su recompensa por la disminución del enriquecimiento de uranio!
Gran Bretaña y Alemania criticaron las prácticas iraníes y anunciaron que se unirán a los Estados Unidos para enfrentar la política de Teherán. Esta posición frustra los intentos de Irán de poner todo el acuerdo en un solo paquete para imponer a todos sin distinguir entre poner fin a la actividad nuclear, que lo califica para la supremacía militar y sus prácticas peligrosas, que se benefician del acuerdo nuclear en sí.
Debemos reconocer que la Casa Blanca logró la batalla con sus aliados europeos que rechazaron por criticar o modificar el acuerdo y se negaron a tomar cualquier acción que pueda llevar a relaciones tensas con Teherán.
Sin embargo, el presidente Trump les presentó dos opciones: corregir los errores relacionados con el acuerdo o cancelarlo por completo. Insistió en rechazar la situación anterior. Esta postura armoniza con la visión del Partido Republicano y su gobierno, por supuesto, apoyó la decisión.
La rueda comenzará a volverse para presionar al régimen de Teherán, que será responsable de la próxima crisis económica y política que sufrirá, es decir, si se niega a cambiar su comportamiento y suspender sus actividades militares y militantes en la región.
Estados Unidos y los gobiernos en solidaridad con él no se oponen al derecho de Irán de establecer un programa nuclear civil, sino que esperan que Teherán frene a las Guardias Revolucionarias y sus aparatos de inteligencia que se despliegan en la región.
Fuente: Al Arabiya

1 Comentario

  1. La gran verdad que el culpable de todo el enredo del acuerdo con Irán se llama Barack Hussein Obama, cuyo nombre real es otro de Nigeria. Debe ser juzgado por haberse disfrazado de evangélico para llegar a la presidencia de EEUU siendo un musulmán enemigo de EEUU lo que es probado por los beneficios recibidos por Irán. Debe ser investigado, juzgado y de ser hallado culpable , peso botando la llave.

Dejar respuesta