El nuevo automóvil del siglo XXI es un Transformer que incluso sube en ascensor

1
423

Las ciudades más pujantes en todo el planeta enfrentan el mismo problema: espacio de estacionamiento. Y esta situación está obligando a cada vez más personas a pensarlo dos veces antes de mover el automóvil hacia la ciudad o hacia lugares céntricos, incluso antes de decidirse a obtener una licencia para conducir.

Pareciera que la magia del automóvil se auto-desvanece, especialmente cuando un conductor pierde preciosos minutos, y hasta horas, antes de conseguir un lugar de estacionamiento medianamente cercano al sitio a visitar.

¿Y que pasaría si en la ciudad pudiéramos movernos en vehículo de cuatro ruedas que se transformaran según nuestras necesidades? Por ejemplo, que redujeran su tamaño para poder aprovechar un sitio de estacionamiento que nos convenga. ¿Manejarlo como un automóvil y estacionarlos como una motocicleta?

Próximamente la cosmopolita ciudad de Tel Aviv verá esa sueño hecho realidad. La startup City Transformer, basada en Kfar Netter en el corazón de Israel, ha diseñado un automóvil eléctrico que, no solamente puede llegar a ser personalizado en su apariencia, sino que puede transformar su tamaño a voluntad del conductor para estacionar en el mismo sitio que una motocicleta.

City Transformer ofrece una exclusiva tecnología que literalmente dobla su chasis, tal como se dobla una camisa, para reducir su anchura. Se calcula que en espacios urbanos esta innovadora nave reduciría hasta en un 75% la demanda de espacio para estacionamiento.

El paradigma tradicional del automóvil a mediados del siglo XX se basó en la necesidad de mover a los pasajeros desde los alrededores de las ciudades hasta los sitios de trabajo y diversión en el downtown. Se ofrecían “amplios espacios” y literalmente era como mover la propia casa a donde fuéramos. Pero con el crecimiento de las urbes y encarecimiento de los bienes raíces, el espacio para estacionar el vehículo se volvió muy escaso y en el mejor de los casos, muy costoso.

El nuevo paradigma del Siglo XXI implica una serie de variables que City Transformer ha contemplado desde su génesis del año 2014, que van desde la responsabilidad ambiental hasta la experiencia del usuario, además de la imperiosa necesidad del uso de espacio.

Toda una constelación de empresas de punta se han agrupado en torno a este proyecto que ya muestra orgulloso sus prototipos en diferentes eventos y exhibiciones del mundo. Firmas que incluyen a la bien conocida marca de motocicletas Yamaha hasta la casa de software Altair, ofrecen sus mejores aportes en el desarrollo de City Transformer, para crear un vehículo con tecnología de punta que ofrece por igual seguridad, estética, eficiencia y respeto por el medio ambiente.

La interface de manejo del City Transformer ofrece una experiencia digital “super-conveniente y ergonómica”, tal como indican los promotores. Así mismo, la cabina puede ofrecer innumerables opciones personalizadas debido a su plataforma modular, ofreciendo por igual alta experiencia estética además de funcionalidad y eficiencia al conducir en los espacios urbanos.

Los planes a corto y mediano plazo implican una pequeña flota haciendo viajes de demostración al público en Tel Aviv con el objeto de experimentar de primera mano las bondades de este nuevo automóvil. Los ejecutivos contemplan igualmente su empleo en flotas inteligentes y, a largo plazo, el modelo del “pay-per-use”, en el que las personas no poseen un vehículo propio sino que disponen de uno cuando y cuanto lo necesiten.

En esta etapa de desarrollo el City Transformer se ofrece en preventa y se estima su salida completa al mercado en cuanto se cumplan las últimas etapas planeadas, así que no pasará mucho tempo antes de que veamos en las calles vehículos más limpios, más pequeños y… ¡transformables!

1 Comentario

Dejar respuesta