El negacionismo del Holocausto de Mahmoud Abbás

15
386
Foto Kremlin

Dr. Edy Cohen *

Irónicamente, la reunión de la Casa Blanca entre el presidente de la Autoridad Palestina (AP) Mahmoud Abbás y el presidente estadounidense Donald Trump se llevó a cabo poco tiempo después del Día del Recuerdo del Holocausto. También vino poco después del discurso del presidente a la Asamblea Plenaria del Congreso Mundial Judío en Nueva York, en la que dijo, entre otras cosas, que “debemos acabar con los prejuicios y el antisemitismo” y mencionó al Holocausto como “el capítulo más oscuro de la historia de la humanidad.”

No está claro si el presidente Trump o sus asesores saben que Abbás, mientras vivía en Moscú durante los años ochenta, escribió una tesis doctoral impregnada de antisemitismo y negación del Holocausto, y la publicó como un libro que todavía se enseña en varias universidades de Cisjordania y aparece en el sitio web personal del así mismo llamado “presidente del estado de Palestina”.

Es cierto que el 27 de abril de 2014, Abbás publicó por primera vez una declaración sobre el Holocausto en la que lo calificó de “el crimen más atroz que se haya cometido contra la humanidad”. Pero no es menos cierto que la aseveración fue hecha para los occidentales, y que Abbás sigue siendo uno de los principales negadores del Holocausto del mundo árabe.

Los primeros en negar el Holocausto fueron los nazis, que querían absolverse de la responsabilidad penal derivada del genocidio y de los crímenes de lesa humanidad. Así, después de escapar de las garras de los juicios de Nuremberg y del derecho internacional, Adolf Eichmann se hizo amigo de numerosos pro-nazis que publicaron una revista virulentamente antisemita en Argentina, Der Weg (El camino), que llevó a cabo una campaña de propaganda para “refutar”. La revista afirmó que el Holocausto era un engaño, que nunca hubo cámaras de gas en la Europa de Hitler y que los sionistas habían colaborado con el Tercer Reich en un intento de obtener un estado judío en Palestina. Los sionistas, argumentó el asesino de masas nazi, estaban incluso dispuestos a sacrificar a su propia gente con ese fin. Numerosos árabes, entre ellos Mahmud Abbás, encontraron atractiva la teoría conspirativa de Eichmann, y aparentemente fue la que inspiró a Abbás a escribir su tesis doctoral sobre el Holocausto y fundamentar su negacionismo.

Abbás describe el Holocausto (en el cual, según él, menos de un millón de personas murieron) como una conspiración que fue expuesta debido a disputas sionistas internas; citando a un proverbio árabe: “Cuando haya muchos ladrones, se descubrirá el robo”. Él sostiene que cuando el partido gobernante Mapai en Israel se negó a conceder derechos a la oposición, ésta comenzó a revelar la verdad, incluida la colaboración sionista con Hitler. Porque el tema era tabú, sin embargo, quienquiera en Israel comenzara a hablar o a insinuar sobre él arriesgó su vida y, de hecho, pagó a menudo el precio final.

Abbás, dejando escapar su imaginación, afirma incluso que Eichmann fue secuestrado de Argentina porque había publicado detalles de la conspiración en la revista estadounidense Life (algo que nunca hizo) y estaba a punto de divulgarla al mundo entero. Abbás “revela” que el líder sionista Israel Kastner fue asesinado por el servicio de seguridad nacional de Israel, el Shabak, porque se había atrevido a presentar los detalles de la conspiración en una sala de audiencias.

En opinión de Abbás, la ideología nazi es el gemelo de la ideología sionista – los mismos pensamientos, las mismas creencias. Sin ninguna base en ninguna investigación o documento, Abbás escribió:

“El movimiento sionista no proporcionó ninguna ayuda, económica o de otro tipo, a las víctimas del nazismo, ni permitió que ninguna otra parte ofreciera asistencia de ningún tipo [a las víctimas]. El movimiento sionista ocultó la información que llegaba desde las paredes del ghetto y los campos de concentración, informes que arrojan luz sobre lo que realmente estaba sucediendo. Si se veía obligado a publicar cualquier tipo de información, arrojaba dudas y menoscaba su importancia.

Cuando hizo esfuerzos para rescatar judíos de la masacre, el movimiento sionista adoptó el principio nazi de selección. Se hizo el árbitro de la vida de los judíos, decretando quién iba a vivir y quién iba a morir”.

Huelga decir que todas estas afirmaciones son totalmente falsas, y que culpar al sionismo por el Holocausto sin sustancia es una mancha de antisemitismo.

A lo largo del libro Abbás basado en su tesis doctoral, presenta su tesis, que es esencialmente una acusación del sionismo y sus líderes. Los acusa de colusión con los nazis y de haber sido directamente responsables del asesinato de su propio pueblo en el Holocausto, frustrando intencionalmente numerosos intentos de rescatar judíos y fomentar el odio hacia los judíos. El objetivo, según él, era intensificar su persecución y aumentar la magnitud de la masacre. Todo esto, según Abbás, fue hecho en colaboración con el Tercer Reich para impulsar la inmigración a Palestina y acelerar el establecimiento del hogar nacional judío allí.

Quien intentó exponer esta conspiración, afirma Abbás, fue asesinado por el establishment israelí. Evidentemente, no hay pruebas fácticas para ello. Pero la negación del Holocausto no se limita únicamente a cuestionar la credibilidad de las fotos de los campos de concentración, el número de víctimas o la existencia de las cámaras de gas. También incluye la caracterización del genocidio como un complot sionista.

Abbás siempre ha evitado dar su opinión sobre el Holocausto, nunca se ha disculpado por lo que escribió y, aparentemente, hasta el día de hoy, se adhiere a la teoría de la conspiración antisemita que propagó. Esa evaluación se deriva no sólo del hecho de que su libro todavía se encuentra en su sitio web oficial para todos los que quieren leer, sino también de sus declaraciones sobre el tema. Así, por ejemplo, en una de sus entrevistas, el presidente de la AP afirmó que todavía tenía 70 libros sobre los vínculos entre los nazis y los sionistas que aún no había publicado, una observación que sugiere la persistencia de su pensamiento conspirativo. Por otra parte, su libro todavía se vende en los países árabes y Cisjordania e incluso se enseña en las instituciones de la AP.

Y queda, por supuesto, la hostilidad que la AP, de la que es presidente, muestra hacia las personas identificadas con las víctimas del Holocausto. Así, por ejemplo, en los territorios bajo el control de la Autoridad Palestina, el Holocausto no se enseña en absoluto y no hay libros respetables sobre el tema en ningún lugar.

Si uno encuentra libros sobre el Holocausto, ellos niegan que haya ocurrido y glorifican los logros de Hitler. Además, cualquier persona que trate de tratar con el tema es condenada al ostracismo, como le sucedió al Prof. Muhammad Dajani de la Universidad Al-Quds cuando llevó a los estudiantes a un viaje a los campos de exterminio en Polonia. Dajani, que está a favor de los estudios sobre el Holocausto en la Autoridad Palestina, tuvo que renunciar bajo la presión de los elementos del régimen; su coche fue incendiado y hubo un atentado contra su vida.

Al igual que su predecesor en su cargo, Yasser Arafat, Abbás habla de una manera a su público nacional y de una manera totalmente diferente al público occidental, ante quien trata de ocultar su pensamiento conspirativo sobre el Holocausto.

De hecho, mientras que otros libros de Abbás, que lo presentan como un hombre de paz, han sido traducidos a decenas de idiomas, su libro basado en la tesis doctoral permanece en árabe solamente y se sigue publicando.

Sin duda es una ironía histórica que, tan poco tiempo después del Día del Recuerdo del Holocausto, un denunciante del Holocausto esté siendo bienvenido a la Casa Blanca para promover un proceso de paz con el movimiento nacional al que ha acusado de culpabilidad por el genocidio.

 

* Fuente: BESA Center. El Dr. Edy Cohen es autor del libro El Holocausto en los ojos de Mahmoud Abbás (en hebreo).

 

15 Comentarios

  1. antes de criticar a la casa blanca hay que recordar que los mks de avoda……hertzog.margalit….y los meretz por supuesto se reunen periodicamente con este individuo y salen transfigurados de sus audiencias asegurando que es un hombre de paz y presentan a bibi como el malo de la pelicula que no quiere la paz….

    • estos y toda la parfernalia de organizaciones judias liberales americanas que se disputan una audiencia con tan augusto hombre de paz……sin que ninguno de ellos le haga preguntas incomodas al respecto…..claro que estan muy ocupados haciendi ofrendas florales a la tumba de arafat…….otro hombre de paz.

  2. falta indicar que Arafat y Abbas fueron , o siguen siendo, miembros o colaboradores del antiguo KGB , sus nombres aparecen en la documentación de Wikileaks.

  3. MALDITO IGNORANTE DE LA MISMA MADERA QUE EL MUSLIN DE JERUSALEN DURANTE LA OCUPACION ARABE QUE SE ENTREVISTO CON HITLER Y LE DIJO RESPECTO DE LOS JUDIOS EUROPEOS. QUEMALOS.

  4. Que feo debe sentirse que tu odiado enemigo
    Prospere, se enriquezca y logre para sus hijos
    En 69 años lo que ellos no lograron en cientos
    Y siguen, viviendo como pordioseros del mundo
    Pidiendo limosnas para poder pagar sus cuentas
    Triste, si tuvieran dignidad.

  5. Que horrible, Que feo debe sentirse que tu odiado enemigo
    Prospere, se enriquezca y logre para sus hijos
    En 69 años lo que ellos no lograron en cientos
    Y siguen, viviendo como pordioseros del mundo
    Pidiendo limosnas para poder pagar sus cuentas
    Triste, si tuvieran dignidad.

  6. Independientemente del mar de mentiras por el que navega la barca del judaísmo, nunca debemos hacernos eco de aquellas corrientes que maltrechamente su propia desaparición, a este criminal en concreto, sus palabras lo están condenando a la anulación histórica de la forma mas simple jamás vista, en un esfuerzo desesperado por salvar mas su vida que su cargo, se ve obligado a destruir una de sus dos caras(cara de víctima pacifista hacia el Mundo, y cara terrorista contra el Mundo hacia los árabes) La Casa Blanca es en realidad su última esperanza, ha utilizado una estrategia de pinzas con Egipto y Jordania, para presionarlo con estos fines.
    – El bastión de Gaza está al desintegrarse, por falta de financiamiento y el aislamiento. Sus gentes serán asimiladas por Egipto.
    – Judea y Samaria carece de base económica sólida, serán asimilados por Jordania.
    El desarrollo industrial en Egipto y Jordania, requieren de MANO DE OBRA BARATA, quien mejor que este maltrecho pueblucho, La Casa Blanca ya empezó a desarrollar estos proyectos en territorios egipcios y jordanos, con la ayuda de Ysrael.
    EL NEGACIONISMO DEL HOLOCAUSTO SE VOLVIÓ CONTRA SUS AUTORES.

  7. Esto lo pone en una posición muy débil a la hora de negociar con Israel, pues es facil presionarlo con una simple pregunta (en caso que se requiera), después de todo ?para Israel es posible alcanzar un acuerdo con un negacionista del Holocausto?
    Y si no lo es ?por qué se sigue vendiendo el libro? ?Y nunca se a retractado?

  8. Es lo que hay, por ahora a Israel no le queda otra que negociar con Abbas y esperar que su negacionismo sea menor que sus ganas de salir en las enciclopedias occidentales, otros podrían ser peores o no tener el apoyo de su pueblo.

    • sus ganas de salir en las enciclopedias occidentales es menor que las de aparecer en la historia de su pueblo como el traidor que renuncio al derecho al retorno a haifa y jaffa…..y por lo tanto como israel no piensa suicidarse….. no vale la pena negociar ni con el ni con ningun otro palestino….

  9. ESTE VIEJO SENIL DEBERIA HACER OTRA TESIS MAS: palestinos terroristas muriendo por uan ideologia de odio.
    Para asi cerrar con broche de Oro su Fantastica carrera como politico, Ya esta viejo y alguin dia se ira con las 70 virgens por toda su esplendorosa carrera .Punto

Dejar respuesta