El multimillonario judío y su esposa fueron asesinados, según  la policía canadiense

0
735
Bernard Sherman y su esposa Honey Foto: CityNews Toronto Youtube

La Policía de Toronto declaró que la muerte de los multimillonarios canadienses Bernard “Barry” y Honey Sherman, propietarios de la farmacéutica Apotex, fue un asesinato.

Inicialmente, fuentes de la Policía de Toronto habían filtrado a medios de comunicación locales que la muerte del matrimonio Sherman fue un asesinato-suicidio.

Poco después de la aparición de los cuerpos del matrimonio Sherman a mediados de diciembre pasado, la Policía de Toronto dijo oficialmente que no estaba buscando a ningún sospechoso por las muertes, lo que disparó la hipótesis de que fue un caso de asesinato-suicidio.

Tras la publicación de las informaciones que señalaban que la Policía estaba trabajando con la hipótesis del asesinato-suicidio, los hijos del matrimonio rechazaron esa posibilidad y contrataron a uno de los mejores abogados del país, quien inició una investigación paralela de las muertes.

Los investigadores privados concluyeron a los pocos días que el matrimonio había sido asesinado.

Hoy, la responsable de la investigación de la Policía de Toronto, la detective Susan Gomes, declaró que, tras seis semanas de trabajo policial, se concluyó que el matrimonio fue asesinado, aunque todavía no hay un sospechoso de su muerte.

Tras la conferencia de prensa de Gomes, los hijos del matrimonio Sherman emitieron un comunicado en el que señalaron que el anuncio coincide con lo declarado por la familia inmediatamente después de la aparición de sus cuerpos, el pasado 13 de diciembre.

Los cuerpos del matrimonio fueron encontrados colgados con cinturones de una barandilla en la piscina cubierta de su mansión en el norte de Toronto.

Barry Sherman nació en 1942 y, aunque estudió Ingeniería en la Universidad de Toronto, desde su adolescencia trabajó junto con su tío, Louis Lloyd Winter, en Empire Laboratories, entonces la mayor compañía farmacéutica de Canadá.

En 1974, Sherman fundó Apotex, que hoy en día es la mayor empresa farmacéutica canadiense y que produce más de 300 medicamentos genéricos.

La fortuna del matrimonio Sherman se calcula en 4.800 millones de dólares canadienses (unos 3.744 millones de dólares estadounidenses).

El matrimonio Sherman tenía una gran influencia en el mundo político, social y financiero del país.

A su funeral asistieron destacados líderes del mundo económico y político, entre ellos el primer ministro canadiense, Justin Trudeau.

Precisamente se supo que la Comisión de Cabildeo del Parlamento de Canadá cerró una investigación para determinar si Barry Sherman violó las leyes del país al organizar un acto para recaudar fondos para Trudeau en su mansión.

La Comisión justificó el cierre de la investigación por la muerte del fundador de Apotex. EFE

Dejar respuesta