El movimiento BDS en un paso sin precedentes en América Latina: municipalidad en el sur de Chile aprueba moción de boicot a Israel

6
1164
La ciudad de Valdivia en Chile

El pasado mes de junio el concejo municipal de Valdivia, en el sur de Chile, aprobó una moción introducida por el alcalde local, Omar Sabat, para boicotear a Israel. Con esta decisión se convirtieron en la primera municipalidad latinoamericana en tomar esta medida.

Para contrarrestar esta medida, la Comunidad Chilena de Israel inició medidas legales para anular una decisión que consideran ilegítima, denunciándola frente a la Contraloría General de la República. David Arias, Vicepresidente 2º de la organización, comentó durante una entrevista con Aurora: “Este es un acto declarativo y que viene a reivindicar la campaña de odio, carente de argumentos serios por parte del BDS. En términos prácticos se supone que empresas israelíes no podrán realizar contratos o acuerdos en esa zona”.

David además explica sobre el papel del alcalde local en esta decisión: “Todo esta jugarreta política fue auspiciada por el alcalde de Valdivia, el Sr. Omar Sabat, quien además es miembro activo de la “Federación Palestina de Chile”, conocida en todo el mundo por sus argumentos antisemitas y judeófobos. Cabe preguntarse si esta declaración que llaman “Zona Libre de Apartheid” hubiera tenido cabida de no ser por el activismo antisemita del propio alcalde”.

El movimiento BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones) ha estado promoviendo actividades en contra del estado de Israel a través del mundo, en especial en Europa y en los campuses universitarios de Estados Unidos. A pesar de que en la página oficial del movimiento BDS se declaran como “inclusivos y anti-racistas” y se consideran un movimiento de “derechos humanos”, sus actividades incluyen con frecuencia prejuicios antisemitas y llamados en los que niegan el derecho del estado de Israel a existir.

David Arias explica sobre la naturaleza del movimiento BDS: ” el BDS no es un movimiento que promueve el diálogo entre ambas partes del conflicto. El BDS, muy por el contrario, es un movimiento que pretende boicotear, es decir anular por completo la existencia de una de las partes del conflicto declarándola como no válida. Mientras en Israel se le da derecho de manifestación, protesta y expresión a minorías árabes, drusas, cristianas y musulmanas, el BDS pretende negar cualquier espacio de expresión a todo lo relacionado con Israel”.

Parlamentarios chilenos de visita en Israel. Foto: Gaston Saidman

Cuestionado por cómo cree que se debe luchar contra el movimiento BDS en lugares como Chile, Arias explica: “Para detener el progreso de esta campaña de odio llevada a cabo por el BDS es necesario conocer la realidad Palestina-Israelí desde cerca, en terreno, por eso venir a visitar Israel y los territorios palestinos es un “must” para quien quiera tener una visión objetiva. La Comunidad Judía de Chile hace en esto un trabajo loable, y hemos tenido la oportunidad de cooperar con visitas de parlamentarios chilenos en Israel. En segundo lugar es no callar y no tener miedo. Hay que denunciar los actos antisemitas, anti-israelíes. Es válido criticar a Israel, hay mucho por mejorar, justamente una visión crítica de Israel puede ayudar a dar una imagen más real del conflicto, por supuesto sin deslegitimar la existencia de Israel como único país judío en el mundo”.

Por último, Arias concluye con palabras que alientan a las personas a involucrarse en esta importante campaña por el diálogo y no por la división: “La tarea en la lucha contra movimientos como el BDS es una tarea que no sólo compete a Chilenos-Israelíes, sino a toda persona que crea en el diálogo, en el encuentro y en la paz. Anular, destruir y boicotear a una de las partes involucradas en el conflicto, no traerá ninguna solución concreta”.

Asimismo, hace un llamado a chilenos-israelíes a unirse a la Comunidad Chilena de Israel y poder multiplicar en este y otros esfuerzos: “Como Chilenos-Israelíes, residentes en Israel hemos recibido el mérito de poder denunciar causas injustas como el BDS. En ese aspecto la difusión de información alternativa, objetiva, y variada, es un acierto. Invitamos a todos los compatriotas chilenos residentes en Israel a sumarse, cada uno desde su visión, para poder seguir abogando por la verdad. Nuestra comunidad está compuesta por personas de todo el espectro político, por personas judías y no judías, hay espacio para el debate y el diálogo”.

 

6 Comentarios

  1. El BDS es una ironía en sí mismo, y su loca idea de combatir contra un supuesto APARTHEID impulsando otro solo llama a risa. Alguna vez se darán cuenta.

  2. No se darán cuenta porque no hay peor ciego que el que no quiere v er. Y, además, son marionetas en manos de la izquierda internacional que sólo pretende que el mundo entero viva en la ruina.

Dejar respuesta