El Ministerio de Educación infló los datos sobre el ingreso de estudiantes a las tecnológicas STEM

0
379
Foto: GPO

El ministro de Educación de Israel, Naftali Bennett, ex empresario de software, ha impulsado una reforma para aumentar el número de estudiantes STEM (La Fundación Educativa de Tecnología para la “Start-Up Nation”).

Según un informe, el Ministerio de Educación ha estado inflando los datos acerca de la cantidad de estudiantes matriculados en las escuelas secundarias tecnológicas optativas STEM.

El ministro de educación, Naftali Bennet, líder del partido de derecha, la “Casa Judía”, ha cofundado o dirigido varias empresas de software antes de ingresar a la política. Siguiendo un programa nacional que anunció en el 2016, el Ministerio de Educación ha priorizado las asignaturas STEM, especialmente las matemáticas, en educación secundaria y terciaria del país. Bennet, ha subrayado repetidamente la importancia de la educación tecnológica en la escuela secundaria para el futuro continuo de Israel como centro tecnológico internacional.

En el plan de acción anual del gobierno, el ministerio estableció una meta de aumentar el número de 156,000 estudiantes en 2016 a 158,000 en 2017. En su seguimiento, el ministerio reportó un aumento mayor a 163,000 estudiantes.

Según un nuevo informe de la unidad de investigación e información del Parlamento israelí, el aumento de estudiantes entre el 2016 y 2017 que el ministerio informó como parte del plan de acción es casi el doble de lo que indican las cifras reales. Con base según los datos que el ministerio presentó a la unidad a los fines del informe, en 2016 solo 151,000 estudiantes se inscribieron en optativas de tecnología, y su número aumentó a 155,000 en el año escolar 2017-2018.

De acuerdo con estas estadísticas, el porcentaje de estudiantes que se inscribieron en las STEM optativas no ha cambiado sustancialmente en los últimos cuatro años, a diferencia de lo que informó el ministerio en su plan de acción.

Un portavoz del Ministerio de Educación declaró que la oficina lamenta el error cometido, y agregó que el número oficial de estudiantes matriculados en tecnología es el número transmitido por la unidad de investigación parlamentaria.

En respuesta, el legislador israelí Oded Forer, del partido Yisrael Beiteinu, exigió la convención de una discusión parlamentaria sobre el tema, calificando la discrepancia en los informes como una “bandera roja”.

De acuerdo con la Oficina Central de Estadísticas de Israel, el 82% de los estudiantes de secundaria que se gradúan en escuelas relacionadas con la ingeniería cumplen con los requisitos de ingreso a la universidad en Israel, en comparación con el 25% de los que toman cursos optativos profesionales como administración de empresas, hotelería y turismo.

Dejar respuesta