El Instituto Technion cuestiona las cámaras de vigilancia vial

0
870
El diputado Eitan Cabel

La Policía de Israel informa que ha dejado de emitir multas a partir de las cámaras de vigilancia vial y con respecto al exceso de velocidad de los automóviles, después que el Instituto Technion de Tecnología, arrojara dudas sobre la precisión de las cámaras.

El nuevo sistema, diseñado por la compañía Gatso, es en realidad idéntico al sistema A3, cuya confiabilidad está ahora en duda. El control del sistema es ejercido no por la policía, sino por los municipios y autoridades en cuya jurisdicción se instala el sistema en virtud de una enmienda a la Ley de Arreglos Económicos que permite enviar los ingresos de las multas al tesoro municipal. Hasta la fecha se han instalado 25 de estas cámaras, principalmente a lo largo de la autopista Ayalon y la carretera costera.

Los informes del municipio de Tel Aviv recientemente vistos muestran por primera vez que durante el período de prueba y prueba del sistema, que comenzó en marzo de 2017, generó un millón de shékels en multas para el municipio. De acuerdo con el nuevo presupuesto municipal, el municipio espera que el sistema genere 20 millones de shékels a través de un promedio de 140 multas de tráfico por día laboral.

De acuerdo con los planes del Ministerio de Transporte, cientos d cámaras automatizadas se desplegarán en muchas líneas de transporte público en todo Israel, algunas de las cuales se están preparando en la actualidad.

En medio de discusiones entre la policía y el Fiscal del Estado sobre la suspensión de emitir multas de tráfico generadas por cámaras A3, se instalaron no menos de cuatro nuevos postes de cámara en una costo de cientos de miles de shékels por unidad.

La policía notificó al presidente del Comité de Asuntos Económicos de la Knéset, Eitan Cabel (Unión Sionista), que se había programado una reunión urgente con el Fiscal del Estado para analizar las multas generadas por las cámaras de tráfico de acuerdo con la solicitud de Cabel.

Cabel, manifestó que la superintendente de la policía, Dina Yemincha, le había notificado en nombre del jefe del Departamento de Tráfico que se había programado una reunión urgente con el Fiscal del Estado porque la policía no podía decidir por sí misma sobre este asunto.

Dejar respuesta