El gobierno planea caminos eléctricos para Tel Aviv e Eilat

1
781
Foto ElectRoad

La cooperación con la startup israelí ElectRoad en la construcción de un carril de transporte público para autobuses eléctricos en Tel Aviv basado en la recarga inalámbrica a través de la carretera se anunció hace dos meses. La tecnología hace innecesaria la carga en estaciones especiales.
Hasta ahora, la compañía ha demostrado su tecnología sólo en una ruta de 25 metros en su sitio en Cesarea. Sin embargo, el rendimiento tecnológico de ElectRoad fue suficiente para obtener una subvención de 120.000 dólares para la empresa del Ministerio de Transporte para instalar la tecnología en parte del carril de autobuses de Tel Aviv.
La tecnología se instalará en un tramo de 800 metros que se inaugurará en 2018. Si todo va según lo previsto, el gobierno planea implementar la tecnología de manera más extensa, inicialmente a lo largo de la carretera de 18 kilómetros entre Eilat y el Aeropuerto Internacional Ramón.
ElectRoad anuncia que el costo de construir la infraestructura en Tel Aviv será compartido por el Ministerio de Transporte, el municipio de Tel Aviv y la compañía. Suena bien, pero a medida que las baterías de los coches eléctricos se vuelven más baratas, más ligeras y más eficientes, la tecnología de ElectRoad puede llegar a ser menos importante. En realidad, la ingeniería y los avances químicos han hecho las baterías mucho más económicas en los últimos 15 años.
ElectRoad, consciente de este problema, explica que su tecnología no está diseñada para vehículos individuales; se compone de una amplia infraestructura que será capaz de servir a ciudades enteras en el futuro, lo que conduce a un ahorro de costes a gran escala. Con el tiempo, la compañía también espera que su tecnología de carga sea bidireccional, de modo que además de utilizar el camino para recargar los autobuses, su tecnología podrá utilizar la energía generada cuando se usen los frenos de los vehículos.
ElectRoad cree que los autobuses eléctricos son sólo el comienzo de una revolución en todo el sector del transporte.

 

1 Comentario

  1. Las baterías de los vehículos personales no son prácticas aún por el precio y el peso, son para los coches con un coste moderado que hacen trayectos cortos. Una solución como la de esta carretera con carga inductiva resolvería todos los problemas actuales, si no se lleva a la práctica se deberá a tener un alto coste y también puede ser un hándicap la eficiencia de la carga inductiva, en cualquier caso hace muchas décadas que se viene diciendo que ya queda poco para el coche eléctrico, y no sé por qué iba a ser esta vez más cierto que las anteriores.

Dejar respuesta