El gobierno pagó a la Organización de Bonos

0
400
Foto: Facebook Israel Bonds

Por su ayuda en la venta de bonos en EE.UU.
El gobierno pagó a la Organización de Bonos de Israel (Israel Bonds Organization) unos 40 millones de dólares el año pasado por su ayuda en la venta de 1.300 millones de dólares en bonos en Estados Unidos, una tasa relativamente alta que alcanza el 3% de los fondos recaudados.
La cifra llegó cuando el Movimiento por la Libertad de Información, una organización sin fines de lucro dedicada a la transparencia gubernamental, pudo obtener la semana pasada cifras sobre cuánto gasta la delegación neoyorquina del Ministerio de Finanzas de Israel cada año. La delegación es responsable de asistir a las relaciones de los inversionistas en Israel y de manejar ventas de deuda en coordinación con la Organización de los Bonos de Israel.
El Tesoro se había negado a publicar las cifras hasta ahora, aunque las reglas requieren revelación trimestral, dijo el Movimiento.
En general, el gobierno gastó cerca de 193 millones de shekels (53 millones de dólares a los tipos de cambio actuales) en las tarifas de venta de bonos, una tasa promedio de poco menos del 2%. Los bonos de Israel representaron alrededor del 40% de todos los 3 mil millones de shekels en bonos del gobierno que Israel vendió en Estados Unidos el año pasado, pero la tarifa que paga a otros suscriptores es mucho menor.
Una de las razones por las que Bonos de Israel cobra tales tarifas es que vende sus bonos en el mercado minorista, principalmente a través de eventos comunitarios, en lugar de grandes ventas a inversionistas institucionales, todo lo cual implica mayores costos. La organización tiene una lista de 600.000 clientes, muchos de ellos personas que obtuvieron sus primeros bonos como regalos de bar y bat mitzvá.
Fundada en 1950 por iniciativa del entonces primer ministro David Ben-Gurión, Israel Bonds fue creada para proporcionar una fuente de capital muy necesaria en un momento en que los mercados financieros consideraban al naciente estado como una inversión demasiado arriesgada. En los últimos 25 años o más, Israel ha logrado aprovechar el mercado de bonos comerciales, pero Bonos de Israel sigue desempeñando un papel en la favorable calificación crediticia del país.
“Israel tiene mercados locales profundos y líquidos, buen acceso a los mercados de capitales internacionales, un activo programa de bonos de la Diáspora y garantías del gobierno de EE.UU. en caso de interrupción del mercado”, dijo la firma de calificación crediticia Fitch hace dos semanas, que otorgó a Israel la calificación de A-+ y perspectiva estable.

Dejar respuesta