El Gobierno de Israel aprueba un presupuesto de 400 mil millones de shekels para 2019

0
917
Moshe Kahlon y Biniamin Netanyahu Foto: GPO Amos Ben Gershom

Tras maratónicas negociaciones, el Gabinete de Ministros aprobó por unanimidad el presupuesto del Estado para el año 2019, que será de 397.300 millones (116.000 millones de dólares). El primer ministro, Biniamín Netanyahu, aseguró que este presupuesto garantizaría la estabilidad política que el Gobierno necesita para sobrevivir hasta el final de su mandato, a fines del año próximo.

Netanyahu aseveró que el presupuesto es “excelente” y que “refleja nuestras políticas coherentes y responsables: Un presupuesto que, por un lado, mantiene el crecimiento y la fortaleza económica, y por otro lado, se encarga de las necesidades sociales de todos los ciudadanos israelíes”.

“Nuestro gobierno continuará trabajando juntos para el beneficio del Estado de Israel por un largo tiempo, hasta el final de su mandato”, agregó.

El nuevo presupuesto incluye varias reformas sociales, incluyendo un mayor apoyo a las familias trabajadoras, un acuerdo con los sindicatos para reducir ligeramente la semana laboral y un año escolar más largo que reduce en diez días las vacaciones escolares. También incluye disposiciones que buscan aumentar la competencia en el mercado de la televisión; nuevas regulaciones que facilitan a los clientes cambiar de banco; intenta abordar los altos costos de la cirugía privada; y nuevas reglas sobre las transacciones en efectivo como parte del plan gubernamental a largo plazo para reducir el uso del dinero en efectivo en la economía.

“El presupuesto para 2019 es un presupuesto social centrado en el crecimiento de la economía israelí y el fortalecimiento de la economía”, expresó el ministro de Finanzas Moshe Kahlon (del centrista partido Kulanu). “El trabajo de un ministro de Finanzas… es hacer crecer la economía y canalizar los frutos del crecimiento hacia los lugares correctos y hacia poblaciones que fueron olvidadas durante muchos años. Este presupuesto continúa [nuestra] revolución social”.

El ministro de Educación, Naftali Bennett, del partido religioso nacional Habait Haiehudí, dijo que el presupuesto prioriza la educación.

“Las vacaciones escolares se acortarán en diez días; 5.100 jardines de infantes obtendrán un segundo asistente; el tamaño de la clase en los cuartos, quintos y sextos grados disminuirá; y las mejoras en matemáticas, ciencias e inglés continuarán”, aseguró.

El Ministerio de Defensa, el  gasto presupuestario más grande del país, recibirá 63 mil millones de shekels (18.400 millones de dólares), un aumento del 37 por ciento con respecto a 2014, seguido por el Ministerio de Educación con 60 mil millones de shekels (17.500 millones de dólares) -un aumento del 38%- y el Ministerio de Salud con 38 mil millones de shekels (11.100 millones de dólares), un aumento del 60%.

Dejar respuesta