El Estado Islámico se acerca a las playas del Sinaí

1
2072
Monasterio de Santa Catalina Foto: Berthold Werner Wikimedia CC BY-SA 3.0

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) reivindicó el ataque a tiros perpetrado contra un puesto de control en una carretera cerca del famoso monasterio de Santa Catalina, en el que murió al menos un policía y resultaron heridos otros tres.

El Estado Islámico reivindicó el ataque a través de un comunicado difundido por la agencia Amaq, vinculada a los jihadistas.

La Policía afirmó que un grupo de hombres armados disparó desde lo alto de una montaña contra el puesto de seguridad.

Tras el ataque, se desató un tiroteo entre los integrantes del punto de control y los asaltantes, que acabaron huyendo, según las fuerzas de seguridad.

Una fuente de seguridad detalló que el asalto fue perpetrado por dos pistoleros en una motocicleta.

La población de Santa Catalina se encuentra en una zona montañosa del sur de la península del Sinaí que alberga el famoso monasterio del mismo nombre, que atrae a numerosos fieles cristianos por encontrarse donde la tradición sitúa la zona en la que Moisés recibió las tablas de la ley.

Los atentados contra puestos de control de la Policía y el Ejército egipcios son frecuentes en la provincia del Norte del Sinaí y se multiplicaron desde el derrocamiento militar del presidente islamista Mohamed Morsi, en julio de 2013.

En la región operan varios grupos jihadistas, entre los que destaca Wilayat Sina, que juró lealtad al Estado Islámico y que ha reivindicado los atentados más graves perpetrados en la zona.

Egipto declaró el estado de emergencia en todo el país a raíz de los atentados en las iglesias coptas de Tanta y Alejandría, que causaron la muerte de al menos 46 personas y en el que otras 100 resultaron heridas.

En la provincia del Norte del Sinaí, donde tiene su base Wilayat Sina, rige desde 2014 el estado de emergencia y el Gobierno la ha declarado como una zona de exclusión militar, ha impuesto el toque de queda y ha cerrado el acceso a los medios de comunicación. EFE

1 Comentario

Dejar respuesta