El Estado Islámico reivindica el atentado en Francia

1
694
Foto: Sam GreenHalgh Wikimedia CC BY 2.0

El primer ministro de Francia, Bernard Cazeneuve, anunció un refuerzo de la seguridad ante la primera vuelta de las elecciones presidenciales del próximo domingo, después del atentado de en París que causó la muerte de un policía.

Al término del Consejo de Defensa presidido por el jefe del Estado, François Hollande, Cazeneuve explicó que habrá “unidades especializadas de intervención para garantizar una capacidad de respuesta total”, y recordó que 50.000 policías, gendarmes y militares se desplegarán el domingo para que los comicios se desarrollen con normalidad.

El ataque, reivindicado por el Estado Islámico (EI), sucedió en los Campos Elíseos de París, en pleno corazón turístico y comercial de la ciudad, y resultó además con dos agentes heridos, cuyas vidas no corren peligro, y con la muerte del propio asaltante.

Cazeneuve agregó que el Gobierno está “totalmente” movilizado y pidió no ceder “al miedo” ni a la “división”.

“Es la unidad lo que debe prevalecer”, pidió el primer ministro, quien demandó “dignidad y responsabilidad” en estos momentos.

El Consejo de Defensa estuvo presidido por el presidente Hollande y participaron, además de Cazeneuve, los ministros de Exteriores, Jean-Marc Ayrault, Interior, Matthias Fekl, Defensa, Jean-Yves Le Drian, y Justicia, Jean-Jacques Urvoas.

El atentado jihadista ha conmocionado la campaña presidencial, la más disputada que se recuerda, y la ultraderechista Marine Le Pen y el conservador François Fillon, dos de los favoritos, fueron los primeros en anunciar que suspendían sus actos electorales previstos tras el ataque registrado en los Campos Elíseos.

El socioliberal Emmanuel Macron, que encabeza las encuestas, también suspendió sus actividades programadas. EFE

1 Comentario

  1. La otrora Francia de la revolucion ya no existe, hoy es un pais temeroso de sus politicas buenistas que han permitido meter el terror en su suelo con el alberge de imigrantes arabes y musulmanes que han formado barrios en donde la policia teme entrar. Esto favorece a la ultraderecha de Le Pen racista y xenofogo que puede llegar al poder, y pensar que hace poco no era mas que un grupo insignificante de fanaticos.

Dejar respuesta