El Contralor pide detener ley que vincula políticos con empresas

4
1126
Foto Wikipedia

El Contralor del Estado, Joseph Shapira, recomendó que el ministro de Finanzas, Moshé Kahlón, y la ministra de Justicia Ayelet Shaked, detengan el avance de un proyecto de ley que crea una pista directa para el nombramiento de políticos como directores de empresas estatales. El presidente de la coalición David Bitan (Likud) está promoviendo el proyecto de ley.
En su carta a los dos ministros, el Contralor del Estado declara que su oficina ha realizado una auditoría sobre el nombramiento de directores en empresas gubernamentales en los últimos meses. La auditoría está a punto de finalizar y el informe especial se publicará próximamente.
Shapira considera que ante el hecho de que se trata de un cambio dramático y significativo de los acuerdos actuales, la necesidad de salvaguardar el interés público y la probidad requiere esperar a que se complete y publique el informe, de modo que sus conclusiones y conclusiones sean tomados en cuenta.
El pleno de la Knéset aprobó ayer enmienda a la Ley de Sociedades Gubernamentales, conocida como la “Ley de Empleo”, en su lectura preliminar. La votación fue de 41-25.
La enmienda deroga la Sección 18C de la Ley de Sociedades Gubernamentales, que establece que un candidato para convertirse en director en una empresa gubernamental que tenga una asociación personal, comercial o política con un ministro del gobierno deberá presentar “calificaciones especiales” de mayor peso.

La propuesta también establece que los ex ministros con al menos tres años de experiencia y jefes de las autoridades locales con más de 50.000 residentes pueden ser nombrados directores en las empresas gubernamentales sin presentar calificaciones adicionales, evitando así el grupo de candidatos de la Autoridad de Empresas del Gobierno que cumplen una lista de criterios y requisitos.
La propuesta original de Bitan también buscaba permitir el nombramiento de antiguos miembros de la Knéset como directores sin cualificaciones adicionales. Después de la oposición de Kahlón, sin embargo, un acuerdo fue alcanzado, que Kahlón apoyó.
“Daño a la correcta administración”
“Es un proyecto de ley de trabajos que daña la administración adecuada y los cimientos de una gestión adecuada”, declaró Yael German (Yesh Atid). “Este proyecto de ley permitirá el nombramiento de directores con asociaciones personales, empresariales y políticas con ministros de empresas gubernamentales encargadas de administrar cientos de millones e incluso miles de millones de shekels. Es una puerta abierta a la corrupción”, concluyó German.

En respuesta, Bitan expresó: “Todo lo que la diputada German sabe decir es ´corrupción, corrupción´. Corrupto fue Yair Lapid cuando fue ministro de finanzas y se aseguró de que sólo los miembros de Yesh Atid pudieran ser seleccionados, porque no tienen miembros de comité central en ese partido”.

Bitan argumentó además que no había ninguna razón para que los ministros con experiencia y los intendentes de las grandes ciudades tuvieran que presentar mejores calificaciones de las que otros debían presentar. “¿Te parece razonable que el intendente de Tel Aviv, Ron Huldai, conocido como miembro del Partido Laborista, no pueda ser director de una empresa pública?”, añadió Bitan.

4 Comentarios

  1. España no sólo es líder mundial en corrupción, también en esto de los políticos trabajando para las grandes empresas, hasta tiene un término popular conocido por “puertas giratorias”, pero también es habitual los políticos trabajando en empresas durante el ejercicio de su función o inmediatamente antes de ejercer. El actual ministro de economía por el Partido Popular, Montoro, tiene una empresa de asesoría que anunció a los grandes empresarios españoles las políticas que iban a llevar a cabo cuando alcanzasen el gobierno, otro ministros importantes de este partido derechista han estado involucrados en escándalos de corrupción, Zaplana apareció en conversaciones telefónicas sobre corrupción y narcotráfico de cocaína, además es conocido por firmar contratos con empresas de los grupos de extrema derecha y neonazis durante su etapa en la corrupta región de Valencia, y en uno de los mayores escándalos de corrupción el ex-ministro Rato, que hasta iba camino de ser Primer Ministro de España, fue el que dirigió el banco Caja Madrid, uno de los bancos más politizados y que más escándalos de corrupción acumula. Ambos ex-ministros derechistas, Zaplana y Rato, también fueron contratados por el de facto monopolio español de telecomunicaciones, Telefónica-Movistar. Presidentes del gobierno como Aznar y Felipe González también han acabado trabajando para grandes empresas. Aparte de que estos políticos no tiene ni la menor idea de cuestiones técnicas de los sectores donde son contratados, ni han dado un palo al agua en su vida, por ser políticos del estado, ya no digamos altos cargos o Ministros o Presidentes, ya reciben una pensión pública del estado más que suficiente como para no preocuparse durante el resto de sus vidas.

    • Perdón, en España la polémica es con los políticos contratados por empresas privadas, prácticamente no quedan empresas públicas desde hace años o no tienen gran interés para un ex-político, si bien algunas de las empresas privadas parecen dependientes de los gobiernos como las públicas. Cuando saltan los escándalos de corrupción tampoco salen mal paradas las empresas privadas, sabiéndose que hacen falta dos para que se produzca la corrupción, en el Caso Pujol en Cataluña, esta familia que durante décadas gobernó con su partido moderado de derechas la región separatista, cobraba el 3% de todos los contratos públicos a las empresas privadas que quisieran uno, según la policía anticorrupción pudieron llegar a recaudar 3.000 millones de euros (12.000 millones de shekels) a lo largo de los años.

  2. Toda medida que cristalice las relaciones entre la funcion publica y la privada, bienvenida sea. Un aplauso para German del partido de Lapid.

  3. Que grande, sos intendente de casualidad en una ciudad chica, o entraste a la Kneset en una lista sabana, y eso te abre las puertas para que seas el director de Raphael.
    No parece bastante loco?
    Carrera publica y guia de una empresa de proporciones no tiene nada que ver.

Dejar respuesta