El Ballet de Ginebra trae “Gloria y Lux”

0
668
Foto: Vincent Lepresle

Grupo de danza suizo con dos obras
Chiquita Levov
En el marco de la serie Majol Bamishkan (Danza en el Mishkán) se presenta el famoso “Ballet de Ginebra”, una de las más importantes compañías de danza que operan actualmente, presenta dos piezas que ya han sido aclamadas en otros países.
“Gloria”, con coreografía y dirección de Andonis Foniadakis y “Luz” de Keb Ossola.
La Compañia es dirigida por Tobias Richter y el director artístico es Philipe Cohen. Se presentará en tres funciones a partir del 19.12 en el Centro de las Artes Escénicas de Tel Aviv. (Mishkán)
Esta compañía es parte del legendario “Gran Teatro de Ginebra” una institución con una larga historia en lo que respecta a la mejor expresión de la danza y que en el año 1962, formó su propia compañía.
En 1969, el director del teatro, Hans Graf, convenció al legendario George Balanchine de convertirse en asesor artístico, lo que inevitablemente resultó en una estrecha relación con el “New York City Ballet”, hogar artístico de Balanchine. Pero desde entonces la orientación estética de la compañía ha cambiado a lo largo de las décadas, incluyendo un período expresionista influenciado por Oscar Araiz, entre 1980 y 1988. Desde el año 2003 se encuentra bajo la dirección de Philippe Cohen y aparece en los escenarios y en festivales prestigiosos del mundo y ahora también en Israel.
Andonis Foniadakis, es un coreógrafo y bailarín griego, que estudio en Atenas, creó la pieza “Gloria” en el año 2012 para los 22 bailarines de la compañía de ballet del Gran Teatro usando la música de Georg Friedrich Handel. Los críticos que ya la vieron aseguraron que se trata de un brillante y muy vivo movimiento interpretado por los mejores bailarines que existen. Andonis se centra en la tradición del ballet clásico-contemporáneo, la pieza está profundamente arraigada al ballet pero con una visión contemporánea altamente teatralizada.
Es una celebración del movimiento y la música. El coreógrafo seleccionó los fragmentos de la música de Handel y les agregó su propia interpretación.
La segunda pieza “Lux” creada en el 2010 por Ken Ossola con música de Gabriel Faure “Réquiem”, en la que se nota que el coreógrafo ha sido influenciado por las obras de su maestro, el coreógrafo checo, Jiri Kylian.
La calidad de la luz hipnótica acompañada por luz y sombra, agrega una rica sensibilidad a la música de por sí celestial. Ossola creó esta pieza para 22 bailarines y se puede decir que el tema trata sobre un diálogo entre la vida y la muerte, la luz y la oscuridad, lo cual da una nueva dimensión a la obra maestra. Ken Ossola es un bailarín y coreógrafo suizo, que comenzó sus estudios de danza en Ginebra.

Dejar respuesta