Eizenkot visita EEUU de cara a la finalización del acuerdo sobre la ayuda militar

0
1995
Foto: Portavoz militar

El jefe del Estado Mayor, teniente general Gadi Eizenkot, realiza en Estados Unidos una visita de cuatro días, como invitado del jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, general Joseph Dunford.

Eizenkot tiene programado reunirse con altos oficiales de defensa en Utah, Florida y Washington. Con ellos discutirá los desafíos conjuntos de seguridad, la situación de Oriente Medio, y la cooperación militar. En una de sus paradas, visitará el primer escuadrón operacional del avión de combate sigiloso de última generación F-35, que será transferido a Israel.

Uno de los principales temas de discusión de Eizenkot con sus homólogos estadounidenses es el paquete de ayuda militar a Israel. Según los últimos reportes ambas partes están cerca de cerrar las brechas en el acuerdo, que podría ser resuelto esta misma semana. El ministro de Defensa, Avigdor Liberman, manifestó en varias ocasiones que el acuerdo plurianual será firmado antes de Rosh Hashaná (Año Nuevo judío), que este año cae el 2 de octubre.

El Memorando de Entendimiento –o acuerdo de asistencia- es un documento que se firma una vez cada diez años. En el marco del último acuerdo, Israel ha recibido cerca 3.100 millones dólares anuales, en concepto de ayuda militar, durante una década. El acuerdo expira en 2018. Sin embargo, esta vez Israel pidió aumentar la ayuda a aproximadamente 5.000 millones de dólares anuales, a raíz de la firma del acuerdo nuclear de las potencias mundiales con Irán.

Uno de los principales desacuerdos entre ambas partes se relaciona con una serie de condiciones consideradas como inaceptables para el Estado judío. Una de ellas es la condición de que Jerusalén no podrá utilizar ese dinero para hacer compras en Israel. Tal demanda podría provocar hipotéticamente el despido de miles de trabajadores de la industria militar israelí, ya que un acuerdo de este tipo obstaculizaría gravemente la capacidad de ingresos de la industria de defensa nacional. Actualmente, Israel tiene autorizado usar hasta el 26,3 por ciento de los fondos de ayuda para hacer compras en las empresas israelíes.

Una segunda exigencia por parte de Washington es que Israel se abstenga de utilizar el dinero de la ayuda para la compra de combustible en una movida para maximizar las compras israelíes de productos de la industria militar estadounidense. Esto obligaría a Israel a procurar de sus propias arcas un adicional de 400 millones de shekels para su Presupuesto de Defensa, para la compra de combustible, lo que tendría un efecto adverso en otros sectores.

 

 

Dejar respuesta