Detienen al tesorero de Hezbollah en Sudamérica

0
1056
Foto: Policía Federal de Brasil

La Policía brasileña detuvo en la ciudad de Foz de Iguaçu al libanés Assad Ahmad Barakat, investigado por lavado de dinero y vínculos con Hezbollah y contra quien pesaba una orden de captura internacional en Paraguay.

Assad Ahmad Barakat fue arrestado por la Policía Federal de Foz de Iguaçu, ciudad fronteriza con Argentina y Paraguay, por el delito de falsedad ideológica, tras la autorización del Tribunal Supremo de Brasil (STF), según un comunicado de la Policía Federal.

Barakat estaba imputado en Paraguay por un presunto delito de producción de documentos falsos, que cometió en repetidas ocasiones.

El libanés recibió en abril pasado un pasaporte del país suramericano a pesar de que no tenía nacionalidad paraguaya, que había obtenido en 1989, pero le había sido retirada en 2003 por la Corte Suprema de Justicia.

La Dirección General de Migraciones de Paraguay había puesto en alerta las fronteras tras la orden de captura emitida por la Fiscalía contra Barakat, a quien se le relaciona con el grupo libanés Hezbollah.

Tras su detención, la fiscal general de Paraguay agradeció a través de su cuenta en Twitter “la cooperación internacional para la lucha contra el crimen organizado”.

La investigación paraguaya se suma a las pesquisas de Argentina, que el pasado julio advirtió del “posible accionar delictivo” en la frontera con Brasil y Paraguay del llamado “Clan Barakat”, integrado presuntamente por libaneses sospechosos de lavado de activos y financiación al grupo terrorista chií libanés Hezbollah.

La organización estaría liderada por Assad Ahmad Barakat, quien “presentaría estrechos vínculos con el liderazgo” de Hezbollah desde su centro de operaciones en una galería ubicada en Ciudad del Este (Paraguay), según la Unidad de Información Financiera (UIF).

Los miembros del Clan Barakat realizaron compras de premios por valor de 10 millones de dólares sin declarar los valores en un casino de la ciudad de argentina de Iguazú, en la región conocida como triple frontera, de acuerdo con el comunicado de la Policía Federal con base a las informaciones de la UIF.

La UIF ordenó entonces congelar bienes y dinero de ese clan, por su supuesta relación con delitos de contrabando, falsificación de dinero y documentos, extorsión, tráfico de estupefacientes, tráfico de armas, lavado de activos y financiación del terrorismo.

La prisión contra el libanés ya había sido autorizada anteriormente en 2002 por el Tribunal Supremo de Brasil, que juzgó un pedido de extradición efectuado por la justicia paraguaya por su implicación en delitos relacionados a apología al crimen, evasión de divisas y falsificación de marcas de productos.

El año siguiente, Assad Barakat fue extraditado a Paraguay, donde fue condenado a seis años de prisión por la Comisión de Delitos de Evasión de Impuestos de Paraguay.

En 2008, después de recibir la libertad, Barakat continuó viviendo en Brasil y manteniendo negocios en Paraguay, Argentina y Chile.

Barakat fue incluido en 2006 en la lista del Departamento del Tesoro de Estados Unidos sobre personas y entidades que financian Hezbollah en la región de la triple frontera entre Brasil, Argentina y Paraguay. EFE y Aurora

Dejar respuesta