Detienen a la hija del fundador de Huawei por supuesta violación de las sanciones a Irán

1
317
Huawei E220 HSDPA USB modem Foto: Str4nd Wikimedia CC BY 3.0

La directora financiera del gigante electrónico chino Huawei, Wanzhou Meng, fue arrestada por las autoridades canadienses para ser extraditada a Estados Unidos por la supuesta violación de las sanciones impuestas por Washington contra Irán, anunció hoy el Gobierno de Canadá.

El Ministerio canadiense de Justicia informó que Wanzhou Meng, de 46 años de edad, fue detenida en Vancouver el sábado pasado y que los detalles de su caso se mantienen en secreto por orden judicial.

El viernes se celebrará una audiencia para determinar si la ejecutiva de Huawei, que es hija del fundador de la compañía, es puesta en libertad bajo fianza mientras se decide su extradición a EE.UU.

El periódico The Globe and Mail señaló que el arresto y extradición de Wanzhou han sido solicitados por las autoridades estadounidenses por la supuesta violación de las sanciones económicas impuestas por EE.UU. contra Irán.

La detenida ocupa el puesto de directora financiera de Huawei desde 2011 y es vicepresidenta de su Consejo de Administración.

Huawei, que fue fundada en 1987, se ha convertido en el mayor fabricante mundial de equipos de telecomunicaciones y es uno de los mayores fabricantes de teléfonos celulares.

Las autoridades estadounidenses han advertido que Huawei supone una amenaza para la seguridad nacional por sus supuestos lazos con el Gobierno chino y sus servicios de seguridad.

EE.UU. se niega desde 2011 a comprar servidores producidos por Huawei y el Pentágono prohibió en mayo pasado la venta de teléfonos del fabricante chino en sus bases.

Senadores estadounidenses solicitaron hace dos meses al Gobierno canadiense que prohibiera la utilización de equipos producidos por Huawei en las redes de telecomunicaciones del país por temor a que el Ejecutivo chino sea capaz de utilizar esos equipos para actividades de espionaje. EFE

1 Comentario

  1. Este incidente ha provocado una bajada de las bolsas mundiales, uno más en la guerra comercial entre Estados Unidos y China. El consumidor no lo tiene tan claro cuando los artículos tecnológicos chinos se encuentran fácilmente en internet y se venden con normalidad en las tiendas locales, al menos en España, aunque es el país más despreocupado por la seguridad, atrasado y con empresas tecnológicamente anticuadas, con los conocimientos más bajos en tecnología, el más pirata de occidente, etc.. Por ejemplo Huawei es una marca muy conocida en España, y sus routers son habituales en las mismas grandes operadoras españolas, al menos en Vodafone y Orange. Al margen de exabruptos populistas o patrioteros, como los típicos españoles que recomiendan comprar algún producto tecnológico de marca española aunque cueste el doble o el triple. prácticamente la mayoría de al menos los productos tecnológicos y sus componentes se fabrican en China, puede que gran parte de estas empresas o marcas locales se limiten a poner su marca y dar una garantía obligadas por la ley, normalmente se trata de empresas que se limitan a juntar chips y dibujar una carcasa, para ordenar fabricarlos o montarlos a una empresa china. El problema de los móviles y routers Huawei, y de casi todos los cacharros tecnológicos de las marcas chinas, es que hasta el artículo más básico puede estar conectado a servidores de las empresas chinas y habitualmente conectan a servidores chinos, o peor todavía, muchos productos que se venden en tiendas chinas de internet son versiones para el mercado interno chino, con precios más baratos o que no existen para mercados internacionales, entonces nadie puede exigir que posean las medidas legales que preserven la privacidad de los usuarios occidentales. Por poner un ejemplo, un router moderno es prácticamente un miniordenador, que además de la función de conectar al usuario a internet puede utilizarse de servidor de archivos conectando un disco duro o una memoria USB, conectar una impresora, y otras funciones como poder configurarlo o acceder al disco USB del router desde el móvil. Estas funciones las elige el fabricante, las actualiza o añade, si bien los proveedores de internet ejercen su propio control de actualizaciones en los routers oficiales. Otros routers que se compran aparte como por ejemplo el Xiaomi 3g, permiten cambiar el firmware, instalando un sistema operativo libre con funciones y programas elegidos por el usuario, en concreto para este modelo existen hasta 3 sistemas operativos diferentes, con programas como la descarga de archivos torrent con el ordenador apagado o una centralita telefónica IP para empresas (al menos con Openwrt se puede instalar Asterix en otros routers compatibles), es decir, lo mismo puede hacer el fabricante chino, si quiere, o a través de actualizaciones automáticas puede instalar lo que quiera en su sistema operativo propio, espiar o recabar datos de las conexiones de los usuarios.

Dejar respuesta