Derechos Humanos Judíos en el Monte del Templo desde una Perspectiva Islámica

10
1291

Por Adnan Oktar

Es un hecho conocido que los judíos devotos tienen prohibido orar y tienen que fingir que están hablando por teléfono mientras pronuncian sus oraciones en el Monte del Templo. Muchas veces escuché los problemas infligidos a los judíos devotos que deseaban orar en el Monte del Templo, que fue descrito por el rabino Yehuda Glick.

El rabino Glick, que fue un invitado de honor en las comidas iftar que organizamos en Estambul los años pasados, describió estos asuntos en detalle tanto en nuestras reuniones privadas como en las transmisiones en A9 TV. Es una violación flagrante de los derechos humanos pretender evitar que alguien rece en un lugar que considera “sagrado”.

El artículo 18 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos establece que todos tienen derecho a la libertad de creencia, opinión y religión y que esta libertad incluye el derecho a rezar, ya sea solo o con otros. Es tan natural para un judío rezar y adorar en el Monte del Templo como lo es para un musulmán rezar en la Kaaba.

La libertad de creencia y culto también es una de las normas más elevadas en la ley israelí. Por ejemplo, la Declaración de Independencia de 1948 establece que la libertad de creencia está garantizada en el Estado de Israel, y que el discurso religioso y el comportamiento están incluidos dentro de esa libertad. De hecho, el artículo 171 del Código Penal israelí se refiere a obstruir a las personas que se reúnen para orar como un crimen.

La afirmación de que “los musulmanes se ofenden por los no musulmanes que rinden culto en el Monte del Templo”, la supuesta justificación de la restricción del derecho de los judíos a rezar allí, no tiene ninguna base coránica. Porque los versículos del Corán no dicen nada acerca de ofenderse por la adoración de los judíos. Por el contrario, muchos versículos del Corán contienen expresiones que elogian los actos de adoración de la Gente del Libro (judíos y cristianos).

No todos son iguales. Entre la gente de la Escritura hay una comunidad honrada: durante la noche, recitan las aleyas de Alá y se prosternan, creen en Alá y en el último Día, ordenan lo que está bien, prohiben lo que está mal y rivalizan en buenas obras. Esos tales son de los justos. (Corán, 3: 113-114).

Además, Tierra Santa es un lugar donde los judíos, los musulmanes y los cristianos deberían vivir juntos en paz, rindiendo culto libremente como  los hermanos. El Corán declara explícitamente que los judíos tienen derecho a vivir en Tierra Santa. Esto se hace explícito en los versículos 5:20, 17: 104, 10:93 y 2:58. Por lo tanto, para un musulmán, ver a los judíos en esas tierras y verlos adorar es una fuente de alegría.

Además, no son solo los musulmanes quienes niegan a los judíos el derecho a rezar en el Monte del Templo, sino también al pueblo israelí y a los organismos oficiales. Hay tres razones principales para esta renuencia:

Hay las leyes estrictas a seguir cuando se visitan las secciones ciertas del Monte del Templo, el sitio más sagrado del judaísmo. Sin embargo, no es posible cumplir con todos ellos bajo las condiciones de hoy. Por otro lado, hay una sección especial donde los sumos sacerdotes solían comunicarse con Dios en el Primer y Segundo Templos. Solo los sacerdotes de la época estaban permitidos en esta sección, que está completamente cerrada para los visitantes. Además, ni siquiera se sabe con certeza dónde está esta sección; los rabinos discrepan entre sí sobre este asunto. Los rabinos más liberales como Yehuda Glick sostienen que es posible saber qué áreas del Monte del Templo están permitidas y que, por lo tanto, no debería estar prohibido que los judíos oren en el Monte. El rabino Glick dice que   hay al menos 300 rabinos que piensan igual.

Sin embargo, la ley judía prohíbe que los judíos entren allí hasta que se construya el tercer templo. Pocas horas después de que Israel tomara el control del Monte del Templo en 1967, el Jefe Rabino Isser Yehuda Unterman y Yitzhak Nissim declararon una prohibición religiosa sobre la entrada de los judíos. El Consejo de Rabinato Principal ratificó esto. Nuevamente fue confirmado por otra declaración publicada en 2005.

La segunda razón es que el estado legal del Monte del Templo prohíbe la entrada a no musulmanes. La fórmula firmada por el sultán otomano Osman III en 1757 que establece cómo los lugares sagrados en Jerusalén se iban a compartir entre las religiones todavía hoy es reconocida por el Estado de Israel. Este modelo, conocido como el “status quo otomano”, se mantuvo como lo fue por el Tratado de París de 1856, el Tratado de Berlín de 1878, el Mandato británico de 1923-1948, la Administración jordana de 1948-1967 y el Estado de Israel. Se confirmó una vez más en virtud del Tratado de Paz Israel-Jordania de 1994. Por lo tanto, los acuerdos internacionales de los que Israel es signatario y su estatus legal de 250 años impiden que los judíos rezan allí.

La tercera razón es las preocupaciones de seguridad del Estado de Israel. Es cierto que algunos musulmanes reaccionan muy fuertemente contra los judíos que rezan en el Monte del Templo. Por estas razones, el primer ministro Netanyahu ha enfatizado muchas veces que no cambiará el estado tradicional y la Corte Suprema israelí también ha rechazado todas las solicitudes para permitir que los judíos recen en el Monte del Templo por motivo de “orden público”.

Es necesario dejar en claro que las protestas de algunos musulmanes contra los judíos que allí se celebran no son compatibles con el espíritu de paz del Corán y el Islam. El marco de creencias de algunos musulmanes influenciados por las ideas fanáticas causa que tales protestas no coránicas ocurran. La única solución a este problema es la educación a través del Corán.

La salida de este impasse es el amor y la reconciliación y la construcción del Tercer Templo en una tierra vacía en el Monte del Templo sin dañar los sitios islámicos existentes allí. Como he dicho muchas veces, el Templo de Salomón puede reconstruirse, exactamente como se describe en la Torá, en una tierra vacía en el extremo norte del Monte del Templo. Podemos abrir este glorioso lugar de adoración con la participación de miembros de alto nivel de las tres religiones abrahámicas al sonido de campanas, trompetas y el llamado a la oración, y así podemos hacer de Jerusalén una “Ciudad de Paz” en línea con el significado hebreo del nombre.

Tanto los derechos humanos como el Islam requieren que los judíos puedan orar libremente en el Monte del Templo en un lugar de culto que se construirá en un terreno adecuado allí. El establecimiento de la paz y el amor entre los musulmanes y la Gente del Libro será el principal medio por el cual esto se puede lograr.

El escritor es un musulmán turco, comentarista de televisión, que escribió más de 300 libros sobre la política, la religión y la ciencia que han sido traducidos a 73 idiomas.

10 Comentarios

  1. El autor no se equivoca al decir que somos עם הספר, el pueblo del Libro, o sea ahal al-kitab, y que nuestros rabinos nos prohiben subir al Monte del Templo y rezar allí. En cambio nos permiten rezar frente al Muro, y es lo que venimos haciendo desde hace bastantes siglos. No veo bien quién le dió autoridad a la Reforma (rabino Glick) para tomar decisiones respecto a la oración en el Monte que sean vinculantes para todo el pueblo judío.
    En todo caso no estoy de acuerdo con la proposición del autor, quien sugiere que los musulmanes ya nos van a indicar en qué lugar podríamos reconstruir nuestro Templo para que todo se termine en paz entre ellos y nosotros.
    Estoy segura que al autor tampoco le gustaría que nosotros les indiquemos a ellos en qué lugar deben colocar el cubo de la Kaaba con su pretendido meteorito, u otras construcciones sagradas para ellos.
    Porque el autor debe entender que para nosotros siempre todo el Monte del Templo es sagrado, y toda construcción no judía sobre él es ILEGAL: el santuario con su cúpula dorada, el edificio de la mezquita, y otras pequeñas construcciones musulmanas que ocupan partes de la explanada.
    Que el autor reflexione y se pregunte ¿por qué motivos los musulmanes fueron a colocar un edificio JUSTITO ENCIMA del lugar más sagrado de otra religión muchísimo más antigua que la suya?
    Y que también se pregunte si es justo que los musulmanes sigan allí como si nada y que, en el mejor de los casos, tengan la arrogante pretensión de indicarnos a nosotros dónde colocar nuestro Tercer Templo…

  2. graciela ..eterea luz…a ver si lo pillas..toda la tierra de israel es sagrada..cada piedra cada brizna de hierba..porque nos la entrego nuestro dios..a nosotros su pueblo elegido..ese templo es una obra nuestra nosotros lo levantamos..dentro de él se conservaba en su lugar mas sagrado…una luz una llama ..y ahi ..estaba la shejiná …la presencia de nuestro dios…la presencia¡¡¡..y sagrado era todo el templo por esa presencia…esas piedras que hay ahora pues forman parte de la tierra de israel claro está…pero que yo sepa …los judios no adoramos ninguna obra humana..ni imagenes ..y ese templo del que hablas…son piedras ahora ..y la imagen esta en mi mente ..de hebreo..nosotros que lo levantamos…yo lo veo como era…
    e israel son las piedras y la yerba y la tierra …y…el pueblo…asi que cuando yo digo que soy israel es que soy una parte …y a mi nadie me da israel.puesto que yo soy israel…por supuesto que se va a levantar nuestro templo donde estaba en el mismo sitio..y seran los musulmanes los que busquen un lugar que tienen mucho desierto para levantar lo que quieran…asi que …que digan lo que les de la gana…a ti que más te dá?

  3. Una pena que un erúdito que está tan a favor de la equanimidad y la justicia crea que a los judíos nos interesa construir un tercer templo en la parte norte de la explanda del muro. Tampoco nos molesta no poder rezar allí, ni siquiera nos molesta no poder pisar en ciertas partes. Lo que nos molesta es que el lugar sea profanado a diario por fanáticos musulmanes que tiran piedras e insultan a lo más sagrado.

  4. Sefaradí Cómo que ¿qué más me da? A ver, ¿qué clase de judío dices que eres tú?
    ¿Acaso no viste, y lo pongo sólo como ejemplo, como la Unesco, encargada de preservar el patrimonio histórico y cultural de los pueblos de todo el mundo, se atrevió a votar que ni el Monte del Templo ni Jerusalén nunca fueron judíos?
    ¿Y acaso tampoco viste como los invasores árabo-musulmanes asentados en Judea y Jerusalén destruyen los vestigios arqueológicos de nuestro Templo y de todo resto de presencia judía multimilenaria que encuentren?
    ¿Y acaso tampoco viste que controlan el Monte del Templo para desposeernos de lo que siempre fué y sigue siendo nuestra heredad?
    Lamentablemente le debemos a Dayán la ciclópea y descomunal estupidez que hizo en el status quo de aceptar una waqf musulmana ahí.
    Y el rav Goren no dijo ni pío: sopló en el cuerno de carnero y volvió a casa. Probablemente porque Dayán no se parecía en nada al Mesías…

    • ese dayan me parece que se parecia al rabin…tal para cual…que si veo ..lo que dices..pero ten mas calma muchacha…se ha vuelto a israel …que es mucho..falta recuperar samaria y judea y reconstruir nuestro templo y más…calma..que digan lo que les dé la gana?…los judios estamos un paso por delante de ellos …milenios..y HA SHEM está con nosotros..la tierra no se va a ir ..está ahi…y te recuerdo los valores intangibles que son propios de nuestro pueblo…ademas ..esos que dicen que no se puede volver a israel..que por cierto viven en israel no se marchan y viven a cuenta de todos…estan equivocados o engañan…en israel siempre hubo judios o quedaron judios ..y donde hay un judio puede haber millones..les haceis demasiado caso ..a todos ellos..

      ten paciencia mi eterea luz…todo se conformará….todo sera como nosotros deseamos …y …volveremos a ser los dueños

    • dices …..qué clase de judio dices que eres tú?

      es un atrevimiento por tu parte…yo hablo contigo…pero discutir no discuto nada..para eso hablo con judios..y tu eres una mujer…asi que demuestra tu educacion y sino aprendes..
      yo no soy una clase de judio…yo aqui…soy el judio …no existen vuestras clases de judios..

    • vale ..tambien puedes decir…las mujeres estan en el ejercito…defienden el pais…

      eso es algo a lo que yo me opongo…en el ejercito solo deberian estar las mujeres que quisiesen ellas por su voluntad
      enrrolar a las mujeres en el ejercito por leva…es una corrupcion de la sociedad que es lo que se pretende..una barbaridad…yo estoy totalmente en contra..

      cual es la sociedad perfecta?

      la comunista …la fascista..?…la medio pensionista?

      noo….la sociedad perfecta es la que consigue eliminar la protesta….

      al no haber protesta….todo es perfecto

      y aquel que proteste…se le aplica lo del regimen comunista …o fascista

      que en una sociedad perfecta no es normal protestar

      asi que se le trata como a un loco

      y esta la actual…es asi…la sociedad perfecta

      o a eso vamos

    • tienes gracia y recursos graciela…ahhh..me parto de risa…eso de decir de Dayan…su ciclopea estupidez…nunca mejor tildado…lo de ciclopea digo….porque le faltaba un ojo…algo puñetera ya eres…ehhhh

Dejar respuesta