¿Cuánto cuesta la “educación gratuita”?

0
932
Foto Ilustracion Wikipedia

Los niños retornan a las clases y el departamento de investigación de temas educativos de la Knéset (Parlamento), reveló algunos datos relativos al costo de la educación y las brechas sociales, teniendo en cuenta el sistema escolar que funciona como gratuito.

De acuerdo con un análisis de financiero del Centro de Investigación de la Knéset, la educación de los dos niños desde el preescolar hasta el duodécimo grado, incluyendo clases particulares, inversión en útiles, libros, cuesta a los padres más de 391 mil shekels.

La cantidad no incluye los jardines privados para niños de 0 a 3 años y que cuestan un promedio de 40 mil shekels por niño al año.
Esta es una estimación muy conservadora, sin tener en cuenta las tutorías en inglés, matemáticas y lenguaje en la escuela secundaria. Muchos de los estudiantes de la escuela secundaria son asistidos por profesores particulares, y cerca de las últimas pruebas y exámenes, añaden cursos de preparación que suelen costar entre 2500 y 3000 shekels.
Según el Dr. Shlomo Svirsky, director académico del Centro Adva por la igualdad y la justicia social, los pagos adicionales de los padres también amplían las brechas sociales: “En 1985, después de los recortes masivos en los presupuestos de educación, empezaron a funcionar los denominados fondos paralelos, con los que padres más ricos financian aditivos propios”.

Por otra parte, la inversión educativa por niño muestra grandes brechas sociales de acuerdo a la localidad geográfica.
En Dimona, hay un presupuesto por niño de 10 mil shekels, mientras que en Raanana el monto es de 19 mil shekels. En algunas aldeas árabes, el presupuesto es de tan sólo 860 shekels.

Las desigualdades entre los niños en diferentes ciudades se refleja en casi todos los campos: el número de sus tendencias electorales, el número de maestros de calidad en ciencia o inglés, cantidad de clases de enriquecimiento otorgadas por el municipio o el consejo de finanzas, y por encima de todo, o incluso la base – el importe medio asignado por alumno. Desafortunadamente, incluso las cantidades invertidas por el Ministerio de Educación no logran subsanar esas brechas.
El Consejo Regional de la aldea Jisr az-Zarqa invierte en promedio cada niño o niña sólo 860 shekels. En comparación, el municipio de Ariel invierte 9.400 shekels por estudiante, Dimona 10.000 y Raanana alrededor de 19 mil shekels por estudiante. Después de todo, el monto depende de la riqueza de la ciudad y de los impuestos que recauda. Esta brecha debe ser complementada por el Ministerio de Educación sobre el modelo de presupuestación diferencial, pero como en el caso de Jisr az-Zarqa, no sucede.

Dejar respuesta